El puerto de Rotterdam reclama una coalición del Noroeste de Europa para fijar un precio conjunto del CO2

por El Vigía

La Autoridad Portuaria de Rotterdam ha realizado este miércoles un llamamiento al Gobierno holandés para que establezca una coalición con los países del Noroeste de Europa para establecer un precio conjunto del CO2.

El consejero delegado de la autoridad portuaria, Allard Castelein, que ha realizado esta demanda en el marco de una jornada sobre política energética celebrada en Rotterdam, ha defendido «un precio del CO2 mucho más alto» como mecanismo de estímulo para «nuevas inversiones en tecnologías limpias e innovación». «Un precio en el rango de 50-70 euros por tonelada de CO2 estimulará a las empresas a invertir en las soluciones que realmente necesitamos para alcanzar los objetivos del Acuerdo Climático de París», ha explicado.

Allard Castelein, cconsejero delegado de la Autoridad Portuaria de Rotterdam

En este sentido, Castelein ha abogado por armonizar la lucha medioambiental con las mediante unas mismas reglas de juego. «No apoyo un enfoque en solitario, como el del Reino Unido con la producción de electricidad. Como país de tránsito, Holanda está estrechamente vinculada a los países que nos rodean. Una coalición del Noroeste de Europa garantizaría la igualdad de condiciones para la industria».

En línea a esta demanda, el consejero delegado ha anunciado que la autoridad portuaria pondrá en marcha un incentivo de cinco millones de euros para apoyar a los armadores y fletadores de buques que apuesten por combustibles bajos en carbono.

Por otra parte, Castelein también ha reclamado al Gobierno de Holanda una nueva política industrial. En su opinión, «el Gobierno se está enfocando actualmente en la reducción de los gases de efecto invernadero», pero ha solicitado «una visión integral y una política industrial adaptada a la nueva economía, al futuro horizonte industrial y a una estretagia de investigación y desarrollo adecuada para lograrlo».

Desde Rotterdam explican que el área industrial del puerto afronta «el desafío de reducir el CO2 en 20 millones de toneladas por año a partir de 2030», lo que supone una reducción del 49% en relación a 1990. «La autoridad portuaria está convencida de que este objetivo puede realizarse como parte del acuerdo climático nacional», sostienen.

Según los datos aportados por la autoridad portuaria, el transporte marítimo y terrestre con origen o destino en Rotterdam es responsable de la emisión de unos 25 millones de toneladas de CO2 cada año y la mayoría de esta cantidad (21,5 millones de toneladas) se atribuye al transporte marítimo.

«Para garantizar que este sector también cumpla con el Acuerdo Climático de París, las emisiones tendrán que reducirse en un 95% para el año 2050», explica el puerto holandés, que considera que «La primera mitad de este objetivo (hasta el 50%) se puede lograr mediante medidas de eficiencia, pero el resto requerirá el despliegue de diferentes combustibles».

Según los datos del Instituto Wuppertal, recopilados por la autoridad portuaria, «en las próximas décadas, el GNL y los biocombustibles pueden ayudar a dar forma a la transición, pero el objetivo final sólo se puede lograr con la electrificación, el hidrógeno y el uso de combustibles sintéticos como el metanol».

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies