El puerto de Palamós recibe 17.000 cruceristas entre marzo y junio

por El Vigía

El puerto de Palamós (Baix Empordà-Girona) ha recibido la segunda doble escala de esta temporada con los cruceros de lujo Azamara Quest y Wind Surf, que han amarrado simultáneamente con muelle Félix Ribera y llevan a bordo un millar de pasajeros estadounidenses y británicos en su mayoría. Desde el mes de marzo hasta el próximo viernes, la actividad crucerística habrá llevado a Palamós 22 escalas de cruceros y 17.000 pasajeros. Este movimiento de turistas ha dinamizado la economía, generado puestos de trabajo y desestacionalizar el sector turístico en la Costa Brava, según Ports de la Generalitat, la empresa pública que gestiona los puertos dependientes de la Generalitat de Catalunya.

El crucero Azamara Quest ha realizado este martes la única escala que hará este año en el puerto de Palamós, procedente del puerto francés de Cannes y prevé zarpar esta noche hacia el puerto de Alcúdia. El crucero lleva a bordo 675 pasajeros mayoritariamente estadounidenses y británicos. El barco de la naviera norteamericana Azamara Cruises tiene una eslora de 181 metros, una manga de 25,46 metros y un registro bruto de 30.277 toneladas.

Por su parte, el Wind Surf ha hecho la primera de las dos escalas previstas para esta temporada, dado que volverá a Palamós en noviembre. El crucero procede del puerto francés de Sanary-sur-Mer y prevé zarpar a las 18.00 horas con destino a Barcelona, con sus 280 pasajeros a bordo, mayoritariamente estadounidenses. El barco pertenece a la compañía estadounidense de lujo Windstar Cruises, que volvió a Palamós la temporada pasada después de un tiempo sin hacer escala. El Wind Surf es un velero de cinco mástiles, con 187 metros de eslora, una manga de 20 metros y un registro bruto de 14.745 toneladas.

Desde el mes de marzo hasta el 29 de junio, fecha en que el crucero Saga Pearl II cerrará las escaleras del mes de junio, habrán hecho escala en el puerto de Palamós 22 cruceros con 17.000 pasajeros. Destacan como meses más fuertes el de mayo, el mejor de la temporada 2018 con 11 escalas, seguido de junio que, con ocho escalas, ocupa la segunda posición este año.

La desestacionalización de la actividad de cruceros principalmente durante el mes de mayo e inicio de junio ha supuesto una mayor afluencia de turistas de crucero en temporada baja en la Costa Brava.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies