El puerto de Málaga dispara un 52% el tráfico de contenedores

por El Vigía

El tráfico de contenedores fue el segmento un mayor crecimiento experimentó en el puerto de Málaga en 2019. Con un total de 1,4 millones de toneladas movidas, el enclave logró incrementar en un 51,7% su actividad en el último año.

Respecto a la evolución del tráfico total, pese a que las estadísticas muestran una tendencia alcista, con  3,5 millones de toneladas canalizadas, un 6% más respecto a los 3,3 millones registrado en 2018, el puerto no ha logrado alcanzar el objetivo de cuatro millones de toneladas que se marcó a principios de año.

Los graneles líquidos aumentaron un 8,5% hasta las 80.050 toneladas, impulsados especialmente por el tráfico de aceite. Por su parte, los sólidos, con un movimiento de 1,4 millones de toneladas, descendieron un 13% frente a 2018. El tráfico agroalimentario, correspondiente a pienso y forrajes y cereales y su harina, continuó siendo la actividad más destacada en este sector, con un incremento del 8,2%.

Respecto a la importación de vehículos nuevos, aumentó un 10,7%, con un movimiento de 71.196 unidades. En relación a las marcas de los vehículos que, desde el puerto de Málaga, se destinan al resto del territorio español y Portugal, destacan Dacia y Renault (procedentes de Tánger), Ford (procedente de Turquía) y, como novedad, Opel (procedente de Bélgica), así como la incorporación de Nissan (procedente de Gran Bretaña).

En relación con los cruceros, un total de 477.001 pasajeros llegaron a bordo de 288 buques manteniendo así las cifras alcanzadas durante el periodo anterior. A este respecto, el próximo mes de septiembre la capital malagueña será la sede de la feria internacional de cruceros Seatrade Cruise Med, que posicionará al puerto en el mapa mundial del sector.

Por otra parte, la potenciación de la conexión con el norte de África fue una de las principales líneas de trabajo llevadas a cabo durante el pasado ejercicio, basada en el impulso de los tráficos y en la mejora de la calidad del servicio. Este importante esfuerzo se tradujo en la consolidación de la línea Málaga-Melilla con un movimiento de 411.316 pasajeros en 2019, lo que supuso un aumento del 12,9% en relación al año anterior.

En cuanto a los resultados económicos, la autoridad portuaria generó unos ingresos de explotación de 20,1 millones de euros, obteniendo un beneficio del ejercicio correspondiente a 2,4 millones de euros. De los ingresos obtenidos por explotación, los más destacados fueron el tráfico de cruceros, que supuso un 21%, así como el tráfico de graneles sólidos, el cual representó el 20%. Le siguen la conexión con el norte de África (16%), el movimiento de contenedores (13%), que se posiciona por delante de la operación puerto-ciudad (12%), entre otros.

La Autoridad Portuaria tiene previstas unas líneas de actuación prioritarias para contribuir a la integración del entorno portuario en la ciudad, así como para poner en valor el tráfico de importación y exportación en el recinto portuario, con la creación de un nuevo muelle polivalente y la búsqueda de espacios logísticos fuera del puerto, entre otras cuestiones.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, considera que estos proyectos “darán estabilidad y viabilidad al puerto, además de potenciar la conexión del recinto portuario en materia logística y otros que permitan al puerto y la ciudad dar un salto cualitativo a través de sus espacios integrados”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies