El puerto de Ferrol ha cerrado ya 24 escalas de cruceros para 2020, lo que supondrá recibir un total de 46.109 personas. Esta cifra se sitúa por encima del máximo de cruceristas alcanzado en 2014, cuando se registraron 39.017 pasajeros. Además, se espera la llegada de una nueva naviera, TUI Cruises, que se sumará el año que viene a las que ya escalan en este enclave de forma habitual, tales como AIDA Cruises, Saga, P&O, Fred Olsen, Phoenix Reisen, Windstar, Seven Seas y Oceania.

Estas previsiones sitúan al organismo que preside José Manuel Vilariño cerca de alcanzar el objetivo de 45.000 turistas que se había fijado para el 2022. Además, este dato supone duplicar las cifras de 2019, ejercicio que ha dejado 22.420 cruceristas en la dársena de Curuxeiras, sobrepasando, de este modo, los 17.534 que arribaron en 2018.

La nueva temporada de cruceros en Ferrol se iniciará a finales de febrero con el atraque del AIDAmar, un buque de 253 metros de eslora y capacidad de alojar a 3.000 personas, y finalizará el 1 de noviembre con la llegada del Albatros, que tiene previstas otras dos escalas en la ría (el 20 de mayo y el 12 de octubre).

Entre los que repetirán escala en Curuxeiras el próximo curso destaca el Aurora, con cinco fechas previstas. Se adentrará entre castillos por primera vez el 13 de abril, volverá el 22 y 27 de ese mismo mes, el 7 de junio y el 13 de agosto concluirá su paso por Ferrol en 2020. Por su parte, el AIDAbella y el Wind Surf con 187 metros de eslora, uno de los mayores cruceros de vela del mundo) visitarán el puerto en dos ocasiones durante este ejercicio. El primero lo hará el 10 de mayo y 8 de octubre y el segundo, el 17 de junio y el 25 de agosto.

Por otra parte, Ferrol será testigo de la entrada en servicio del Seven Seas Splendor, un crucero de la naviera Seven Seas Cruises con 224 metros de eslora y una capacidad de alojamiento entre pasaje y tripulación de 1.292 personas.