NoticiasMarítimo

El puerto de Bilbao aspira a ser el primero del Cantábrico en recibir barcos autónomos

El Vigía

7 septiembre, 2017

El presidente del enclave reivindica en el Parlamento Europeo la necesidad de desarrollar herramientas telemáticas y elaborar una legislación específica

El presidente del puerto de Bilbao, Asier Atutxa, ha anunciado este  miércoles en Bruselas, en un seminario organizado en el Parlamento Europeo, que el objetivo del puerto de Bilbao “es ser el puerto del Cantábrico mejor equipado para recibir los futuros buques autónomos”, según informa el enclave en un comunicado.

Puerto de Bilbao

Atutxa ha comentado que, desde el año 2000, el puerto de Bilbao viene trabajando en una dinámica no solamente de desarrollar la infraestructura sino también la infoestructura, y hacer una gestión del puerto desde el punto de vista de integración de toda la cadena logística, es decir, de alguna manera desarrollar un smart-port. “Esto ha supuesto que se han ido creando una cultura digital en el puerto, que nos va a permitir, en la medida que se vayan desarrollando nuevas estrategias en el mundo marítimo, como puedan ser la navegación autónoma, poder recibir, haciendo algunos desarrollos adicionales, este tipo de barcos”, ha asegurado.

Atutxa ha detallado que en este proceso están integrados en varios programas europeos. Ha incidido en la necesidad de elaborar una legislación específica para la navegación autónoma y ha apostado por las oportunidades que estas tecnologías proporcionan para relacionar mejor el transporte marítimo con otros modos de transporte. A estos efectos ha insistido en las ventajas que ofrece Bilbao “por estar integrado en uno de los ejes prioritarios europeos como es el Eje Atlántico”.

La puesta en servicio de buques gobernados por control remoto o parcial o totalmente autónomos es ya posible técnicamente, puede reducir drásticamente los costes de operación, acelerar la reducción de emisiones y aportar competitividad, vía reducción de costes logísticos, a toda la economía de la Unión Europea.

Las aportaciones del presidente de la autoridad portuaria se han producido en el marco de un seminario organizado por la vicepresidenta del Grupo Alde y miembro de la comisión de transportes del Parlamento europeo, Izaskun Bilbao Barandica. El objetivo de la iniciativa ha sido recoger impresiones y experiencias para preparar los trabajos legislativos que en los próximos meses emprenderán las instituciones comunitarias para atender esta realidad.

El encuentro ha sido clausurado por la comisaria de transporte, Violeta Bulc, que ha insistido en la necesidad de liderar desde la Unión este proceso de cambio y ha puntualizado que “anticiparse al cambio significa que Europa liderará no sólo en la tecnología, sino también en los modelos empresariales y sociales. Veo un enorme potencial para la automatización del transporte marítimo pero debemos traer a bordo del cambio a todos, especialmente a la gente de mar. Es la clave para situar la navegación dentro del sistema de transporte multimodal integrado de mañana”.

La eurodiputada vasca, Izaskun Bilbao, ha recordado que el Libro blanco del transporte europeo ya anticipa el papel que tecnología e innovación juegan para “mantener la competitividad del sector de los transportes europeos en el mercado mundial y situarlo en la vanguardia”. Ha destacado que las experiencias expuestas en Bruselas “nos asoman a lo que en términos materiales, en términos de realidad, significan esos objetivos para el sector naval que mueve el 90% del transporte exterior de mercancías y el 40% del interno. La tecnología permite ya poner en servicio buques con propulsores más limpios, plenamente interconectados con el entorno y con el resto de los modos de transporte, gobernados por control remoto o con sistemas de pilotaje autónomo y que se manifiestan capaces de reducir en un 90% los costes de operación y aportar muy significativamente a la descarbonización”.

Bilbao Barandica ha enfatizado que la consiguiente reducción de costes logísticos incrementará la competitividad de toda la economía europea y abrirá nuevas oportunidades a la construcción naval y otros sectores en los que van a aparecer nuevas actividades, negocios y nuevos oficios y empleo. “Nuestro deber como parlamentarios es preparamos para que, en el ámbito que nos compete- el de la normativa, la legislación, la fijación de los estándares sociales, técnicos y de seguridad, soplemos a favor de las ventajas que nos facilita una utilización inteligente y humanística de la tecnología.

Por su parte Isabelle Ryckbost, secretaria general de Espo (European Port House), ha insistido en el activo papel de los puertos en esta apuesta por la tecnología. “Los buques autónomos pueden ser un activo para los puertos si incrementa los niveles de seguridad, eficiencia y sostenibilidad. Creo que también es importante aclarar que el envío autónomo no significa necesariamente barcos “no tripulados”. Si ciertas tareas pueden ser automatizadas o gestionadas desde tierra, permiten a la tripulación dedicar tiempo a otros aspectos clave, como la seguridad. Es fundamental que haya un diálogo puertos- compañías navieras para evolucionar juntos y asegurarse de que la conexión barco-tierra esté adaptada a estos buques”, ha explicado.