El puerto de Barcelona ofrecerá electricidad a buques en la terminal BEST en verano

por Xavier Gual

Aunque con carácter experimental, el puerto de Barcelona comenzará a electrificar sus muelles ya el año que viene. La dársena catalana ofrecerá en 2020 una toma eléctrica en el muelle Prat, donde opera la terminal BEST, dirigida a buques de la naviera MSC de la serie 8.500, adaptados a la operativa con energía eléctrica. En la actualidad, prácticamente la mitad de su flota está preparada para utilizar el Power to Ship en atraque, si bien la mayoría opera en la costa oeste de EEUU, donde las normativas medioambientales son mucho más estrictas que en Europa. Fuentes de la autoridad portuaria confirman que técnicos del puerto y de ambas compañías están ultimando los detalles con el fin de realizar la primera conexión antes del verano.

Barcelona no será la única infraestructura española que pondrá a prueba esta tecnología. Junto al enclave catalán, y dentro del programa OPS (Onshore Power Supply) para el suministro de electricidad a buques en puerto, impulsado por Puertos del Estado con financiación de la UE, también Palma de Mallorca, Las Palmas y Tenerife dispondrán de tomas eléctricas el año que viene. Se trata de proyectos piloto que permitirán que la estancia de los buques en puerto sea totalmente sostenible, dado que el objetivo final es que esta energía provenga al 100% de fuentes renovables.

Así, el puerto de Palma de Mallorca dispondrá de dos tomas en el Muelle de Paraires para las navieras Trasmediterranea y Baleària, donde atracan sus ferris Ro-Pax, responsables del avituallamiento de Baleares. El de Las Palmas ofrecerá 32 tomas de baja tensión en el muelle pesquero a todos los buques pesqueros en reparación, mientras que los recintos de Santa Cruz de La Palma, San Sebastián de la Gomera y Santa Cruz de Tenerife ofrecerán sendas tomas a las navieras Fred Olsen y Armas, para atender all tráfico interinsular canario.

EL AMBICIOSO PLAN DE BARCELONA

En el caso de Barcelona, su autoridad portuaria dispone de un ambicioso plan para electrificar sus muelles (ferris, cruceros y también carga) en un plazo de ocho años y una inversión de 60 millones de euros. En mayo pasado, se cursó la correspondiente solicitud a Red Eléctrica de España para el suministro de una línea de alta tensión de 80 MW. El recinto portuario presenta un potencial generador en fotovoltaica y eólica de más de 100 MW, suficiente en principio para proporcionar electricidad a buques y terminales.

El compromiso de las autoridades portuarias españolas se une así a los esfuerzos de la comunidad internacional para reducir la huella de carbono y avanzar en la transición energética. Unos esfuerzos que se van a poner de manifiesto a partir de la semana que viene en Madrid con ocasión de la cumbre mundial del clima COP25, la 25 Conferencia de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies