El puerto de Barcelona insta a reforzar las alianzas en el Mediterráneo

por El Vigía

La presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha defendido este miércoles la importancia de las alianzas en el Mediterráneo para afrontar los retos de futuro del sector marítimo, tales como la innovación, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático y la formación. «Debemos fortalecer nuestras relaciones para lograr situar en el mapa rutas más competitivas, responsables e innovadoras y poder competir conjuntamente a nivel global», ha señalado Conesa, que considera fundamental lograr aliados para que el Mediterráneo siga siendo un espacio de servicio, de conexión y de oportunidades.

La jornada ha reunido a responsables de puertos, navieras y organismos marítimos, que han debatido sobre la eficiencia y la sostenibilidad en el Mediterráneo. «En esta materia no solo tenemos un compromiso los puertos, sino también las empresas que trabajan en el desarrollo del comercio marítimo», ha apuntado la presidenta.

Los expertos han recordado el impacto del transporte marítimo en el total de las emisiones contaminantes y, en este sentido, han destacado la importancia de seguir avanzando en el desarrollo de las autopistas del mar,  que permiten reducir las emisiones que se producen en el transporte de mercancías trasvasando el tráfico de carga desde la carretera hacia el mar.

MERCÈ CONESA
«Debemos fortalecer nuestras relaciones para lograr situar en el mapa rutas más competitivas, responsables e innovadoras y poder competir conjuntamente a nivel global»

«Las autopistas del mar constituyen la dimensión marítima de las RTE-T y, como tales, desempeñan un papel crucial para apoyar el transporte marítimo de corta distancia y garantizar que el sector marítimo europeo sea seguro, sostenible y esté bien integrado en la cadena logística de la UE», ha indicado Francesco Maria di Majo, presidente de la Autoridad del Sistema Portuario del Mar Tirreno. En su opinión, «un sector del transporte marítimo eficiente y respetuoso con el medio ambiente es la condición previa para un mercado interior plenamente operativo».

Lograr un crecimiento sostenible es, precisamente, uno de los principales objetivos del puerto de Barcelona, que en los últimos años ha redoblado sus esfuerzos para reducir el impacto medioambiental de su comunidad portuaria. Para ello, además de reforzar sus servicios de transporte marítimo de corta distancia, continúa trabajando en la promoción del gas natural licuado como combustible alternativo, ofreciendo bonificaciones medioambientales para los buques más limpios y reforzando el ferrocarril, tal y como ha explicado Santiago Garcia-Milà, Subdirector de Estrategia y Comercial del puerto de Barcelona. 

Destaca, especialmente, la firme apuesta del enclave catalán por el gas natural licuado (GNL). El puerto, que en febrero recibió el primer ferry del Mediterráneo alimentado por GNL, planea acoger dos ferries más de GNL a lo largo de este año. Asimismo, el próximo 19 de abril se llevará a cabo la primera escala en Barcelona del primer crucero del mundo propulsado por GNL y se espera que lo haga un segundo crucero en octubre de 2019. Garcia-Milà también ha avanzado que en los próximos tres años se esperan hasta siete buques (cruceros y transbordadores) propulsados por GNL de forma regular. Por otro lado, también está previsto que esta primavera dos buques de SSS provistos de baterías de cero emisiones escalen en el puerto.

La jornada también ha contado con la intervención de Camille Bourgeon, de la Organización Marítima Internacional (OMI), que ha subrayado el compromiso de este organismo con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte marítimo. Según sus previsiones, de cara 2050 las emisiones de CO2 en este modo de transporte, que representa el 80% del comercio mundial, aumentarán entre un 50% y un 250%. «Por ello, y con carácter urgente, este organismo se propone eliminarlas gradualmente lo antes posible», ha apuntado Bourgeon, que ha explicado que la mayoría de las emisiones de CO2 relacionadas con los puertos proceden de los buques y no de actividades terrestres. «Por tanto, la descarbonización de los buques contribuirá en gran medida a la descarbonización de los puertos», ha comentado.

El experto explica, además, que 230 millones de personas están expuestas directamente a las emisiones nocivas (NOx, SOx y PM) de los buques en los 100 principales puertos del mundo.  Por su parte, las emisiones de GEI relacionadas con los puertos representan solo el 2% del total de las emisiones de CO2 del transporte marítimo, pero podrían cuadruplicarse en 2050 si se mantiene la tendencia actual.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies