NoticiasFerrocarril

El puerto de Barcelona estrena el primer tren directo de transporte de vehículos con Alemania

El Vigía

13 marzo, 2018

La línea, en ancho UIC, está operada por DB Cargo y Renfe Mercancías

El primer servicio ferroviario de transporte de vehículos entre Alemania y el puerto de Barcelona ha efectuado hoy la operativa de descarga en las instalaciones portuarias de la capital catalana. La nueva conexión es el primer servicio directo para vehículos entre Alemania y España y el único, por tanto, que no requiere hacer transbordo o cambio de ejes en la frontera francesa.

El tren hace su salida desde la terminal ferroviaria de Kornwestheim. Con una longitud de 685 metros y 22 vagones, es también el tren más largo de ancho internacional que ha entrado en la península ibérica. En este primer servicio ha transportado unos 250 vehículos de una compañía automovilística alemana que serán posteriormente distribuidos en España.

Esta conexión ferroviaria internacional, operada por DB Cargo, ha comenzado con un servicio semanal y está previsto que llegue a las tres conexiones semanales antes de que acabe el año. Además del puerto de Barcelona, ​​otros socios implicados en el servicio son Renfe, Autoterminal y Setram. Renfe se encarga de la gestión de la línea entre la localidad francesa de Le Soler, en el distrito de Perpignan, hasta el puerto de Barcelona, sin paradas, atravesando el túnel de El Pertús.

La operación implica un complejo proceso de producción en tanto que el operador público español debe gestionar un tráfico, excepcional por su longitud, con el operador alemán, iniciarlo en territorio francés y realizarlo por vías de ancho internacional hasta llegar al puerto de Barcelona. La longitud del tren lo convierte en el primero de estas características que Renfe va a gestionar por vía de alta velocidad (ancho UIC), por la que ya circulan otros 19 trenes de mercancías de la operadora pública de menor longitud.

Al mismo tiempo, la operación supone un importante ahorro medioambiental ya que el transporte por ferrocarril de este volumen de automóviles, 250 en cada tren, va a evitar la circulación de al menos 42 camiones por cada transporte, lo que contribuirá a establecer un sistema sostenible que repercutirá en la descarbonización del sistema y ayudará a alcanzar el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero marcado por la Unión Europea.

La circulación de estos trenes supone, además, la optimización de los recursos en tanto que la capacidad de transporte se incrementa en alrededor de un 25%.

Esta conexión amplía los servicios ferroviarios para vehículos del enclave catalán, ​​que incluye conexiones con diferentes lugares y compañías de automoción de España, Francia y Alemania. Barcelona es el principal puerto del Estado y del Mediterráneo de vehículos y es el único puerto de la península ibérica conectado directamente a la red europea ferroviaria. En 2017 alcanzó una cuota ferroviaria de vehículos (porcentaje de automóviles que llegan o salen de las instalaciones portuarias en tren) del 32%.