NoticiasMarítimo

El puerto de Barcelona crece un 23% en toneladas y un 21% en contenedores hasta febrero

El Vigía

15 marzo, 2018

El enclave registra aumentos de dos dígitos en todos los segmentos

El tráfico total del puerto de Barcelona ha crecido un 23% durante los dos primeros meses del año, hasta alcanzar los 10,7 millones de toneladas de mercancías. La buena evolución de resultados ha sido generalizada en este inicio de año, ya que todos los segmentos de actividad registraron aumentos de dos dígitos.

Hasta el mes de febrero, la dársena catalana ha canalizado 514.499 teus, lo que supone un incremento del 21,3% respecto al mismo periodo del año pasado. Aunque el mayor impulso ha sido el experimentado por los contenedores de transbordo, el comercio exterior también mantiene un importante dinamismo. Así, mientras que la actividad de transbordo ha crecido un 54%, los contenedores de exportación han avanzado a un ritmo del 13% (hasta alcanzar los 126.359 teus) y los de importación han aumentado un 6% (93.862 teus).

Los graneles líquidos se mantienen al alza, con un incremento del 16% y más de 2,6 millones de toneladas. La gasolina (61%) y el gas natural (38%) son dos de los productos que mejor evolución han tenido. Por otro lado, el aumento de los sólidos a granel ha sido muy significativo en los dos primeros meses del año. Con un incremento del 62% respecto al mismo periodo de 2017, se han movido 797.530 toneladas de estos productos. Hay que subrayar el fuerte impulso del cemento y clinker (con 310.000 toneladas, principalmente de exportación) y el incremento de la haba de soja y las potasas.

Por mercados, los países que más han crecido en sus intercambios con el recinto barcelonés destacan por su diversidad geográfica: Emiratos Árabes (un 20,5% más), Argelia (48%), EEUU (14% ), India (12%), México (19%), Marruecos (14%) y Vietnam (27%).

Por otra parte, destaca la recuperación del tráfico de vehículos, que el año pasado se redujo, en línea con el descenso de la producción de automóviles a nivel estatal. Así, durante los dos primeros meses de 2018, Barcelona ha transportado un total de 126.537 vehículos, con un incremento del 11,4%. El crecimiento se ha producido en todas las tipologías de carga: importaciones (27%), transbordo (15,4%) y exportaciones (6%).

En cuanto a las autopistas del mar (servicios de carga rodada y pasaje que conectan Barcelona con varios puertos de Italia y del norte de África), se ha gestionado cerca de 25.000 unidades de transporte intermodal (camiones, plataformas y remolques), con un incremento del 12%. Este volumen se traduce en una cifra idéntica de camiones que, gracias a estas líneas, han sido desviados de las carreteras al modo marítimo.

Finalmente, el movimiento de pasajeros ha tenido un excelente comportamiento durante los dos primeros meses del año, con 290.702 viajeros (tanto de férreos como de cruceros) y un incremento global del 31%. Los usuarios de ferrys han crecido un 11%, mientras que los cruceristas han aumentado un 46,7%, hasta alcanzar los 183.022 pasajeros. Estos resultados responden a la estrategia impulsada por el puerto de Barcelona para desestacionalizar la actividad de cruceros.