NoticiasMarítimo

El puerto de Barcelona concentrará las terminales internacionales de cruceros en el muelle Adossat

El Vigía

19 enero, 2018

El enclave acuerdo con el Ayuntamiento limitar a siete el número de terminales

El Ayuntamiento y el puerto de Barcelona han acordado limitar a siete el número definitivo de terminales internacionales de cruceros, que se concentrarán en el muelle Adossat y, por tanto, se retirarán todas las terminales de cruceros del ‘puerto-ciudad’. Esta decisión forma parte de una serie de acuerdos alcanzados entre ambas partes y que permitirán avanzar en la integración de los espacios estratégicos del frente litoral, ganar espacios para el uso vecinal y mejorar la gestión de la movilidad y la reducción de emisiones.

En la actualidad, existen ocho terminales de cruceros: A, B, C, D y E en el muelle Adossat, Maremágnum en el muelle de Espanya, y Norte y Sur en el muelle Barcelona. El calendario que se ha definido prevé las fases para el traslado al muelle Adossat de toda la actividad crucerística y también de la terminal de ferries de Drassanes, utilizada actualmente por Baleària, en diferentes plazos.

En el caso de las terminales Maremágnum y Drassanes, se finalizarán las operaciones de cruceros y trasladarán las operaciones de ferries hacia el muelle Adossat una vez finalice su ampliación, con el horizonte 2022-2023. En cuanto a la Terminal Norte, está prevista la eliminación de la actividad de cruceros al finalizar concesión actual, prevista para 2026. De esta forma, suprimirán los usos portuarios comerciales de las alineaciones norte y este del muelle Barcelona y se abrirán los espacios del muelle liberados para uso público ciudadano. Por su parte, en la terminal Sur las operaciones de cruceros finalizarán cuando el espacio que ocupa actualmente la terminal polivalente de Port Nou –adyacente a la terminal E- quede desafectada del uso de transporte de mercancías.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al presidente del puerto de Barcelona, Sixte Cambra / APB

Para cumplir con el calendario previsto, el enclave acelerará la redacción del proyecto constructivo de la cuarta fase de la ampliación del muelle Adossat para que se puedan sincronizar al máximo los datos de finalización de la tercera y cuarta fase y poder realizar los traslados previstos.

Por otra parte, el puerto ha acordado solicitar la elaboración de un informe sobre el sistema de control actual de las emisiones de los buques, los protocolos y los resultados obtenidos. Asimismo, encargará un estudio específico del impacto de la contaminación en el puerto a largo plazo. A la vista de los resultados y siguiendo sus recomendaciones, el enclave formulará un plan de etapas para la ambientalización del tráfico de cruceros, con hitos concretos y cuantificados para la reducción de las externalidades medioambientales.