NoticiasMarítimo

El puerto de Barcelona aplica descuentos de 13 millones de euros para ganar competitividad

El Vigía

30 mayo, 2018

Las bonificaciones de 2017 fueron las más altas de su historia

El puerto de Barcelona aplicó en el año 2017 bonificaciones sobre las tasas portuarias por valor de 13,7 millones de euros, con el objetivo de incrementar la competitividad de sus clientes y operadores. El valor total fue un 24% superior al del año anterior. En concreto, durante el año pasado las navieras se beneficiaron de rebajas sobre la tasa al buque (T-1) por valor de 7,6 millones de euros.

“Estos descuentos han potenciado tráficos estratégicos, como los contenedores, los vehículos y las autopistas del mar, con el objetivo de incrementar las frecuencias de las líneas regulares y ampliar la conectividad con nuevas destinos para favorecer la internacionalización del tejido productivo del hinterland”, según explica la Autoridad Portuaria. Los descuentos sobre las tasas al buque “también contribuyen a fidelizar y consolidar los servicios marítimos existentes”, así como a incrementar los volúmenes de comercio exterior que canaliza el puerto.

En cuanto a las autopistas del mar, el enclave catalán apuesta por incrementar la frecuencia y la oferta de conexiones intermodales alternativas a la carretera. “Cabe recordar que el desvío de camiones al modo marítimo conlleva una importante reducción de los costes logísticos y de las externalidades negativas, como las emisiones contaminantes. En los caso de los cruceros, las bonificaciones se han aplicado a los barcos más nuevos y eficientes y aquellos cruceros que escalan en la ciudad en invierno.

En relación a la tasa al pasajero (T-2) el Puerto de Barcelona ha aplicado descuentos para incrementar el
volumen de cruceristas en régimen de puerto base (aquellos que inician o finalizan su itinerario en la capital
catalana). Así, en el caso de las bonificaciones sobre la tasa al pasaje, el ahorro para las navieras ha
superado el millón de euros.

Finalmente, con respecto a la tasa a la mercancía (T-3), el enclave ha priorizado los descuentos a los contenedores que llegan o salen del recinto portuario en tren y a los contenedores en régimen de
transbordo (aquellos que son descargados para volverse a embarcar hacia su destino final). El transbordo, pese a no tener relación directa con la economía del entorno, aporta una mayor conectividad marítima, de la que también se benefician los importadores y exportadores del hinterland.

También se han aplicado descuentos adicionales para crecimiento en tráfico de contenedores de comercio exterior. Otras mercancías que han recibido el nivel máximo de bonificación son los líquidos a granel que son
distribuidos en ferrocarril y los líquidos a granel no petrolíferos en tránsito, así como los productos químicos.
Las bonificaciones sobre la tasa a la mercancía han superado los 5,7 millones de euros.