El puerto de Barcelona acusa al ayuntamiento de manipular los datos sobre sus emisiones

por El Vigía

El puerto de Barcelona ha lamentado “la manipulación que hace el Ayuntamiento de Barcelona de los datos de emisiones de CO2 de la actividad portuaria”. Mediante un comunicado hecho público este miércoles, la autoridad portuaria asegura ser responsable de unas 315.000 toneladas de CO2 anuales, muy lejos de los más de 5,3 millones que le atribuye el consistorio. Según los cálculos de la APB, de estas 315.000 toneladas, 215.000 las generan los buques durante su estancia en puerto; otras 80.000 corresponden al consumo eléctrico de todas las instalaciones portuarias, y las restantes 20.000 provienen de los vehículos, maquinaria de terminal e industria.

Por lo tanto, el recinto portuario emite 10 veces menos CO2 que la ciudad de Barcelona, que produce al año 3,4 millones de toneladas. La autoridad portuaria entiende que el gobierno municipal le atribuye emisiones que generan los buques que escalan en Barcelona a lo largo de todos sus viajes alrededor del mundo.

“Las emisiones que un buque emite en Shangái y que después hará escala aquí no pueden ser computadas como emisiones del puerto de Barcelona. En todo caso, el puerto computa las que genera mientras está en Barcelona. Ningún método de cálculo riguroso puede atribuir a un solo puerto las emisiones de toda la ruta que hacen los buques que escalan”

Los responsables de la infraestructura remarcan que el propio Ayuntamiento de Barcelona reconoce que las emisiones de la actividad portuaria representan el 8% de todas las atribuibles a la capital catalana. E insiste en que el consistorio “está imputando al puerto las emisiones de toda la cadena logística y de transporte internacional donde intervienen los buques que han hecho escala en el puerto en un año; por lo tanto, da unas cifras que no reflejan las emisiones directas e indirectas propias de la actividad portuaria y que están dentro del ámbito de actuación del puerto de Barcelona”.

COMPROMISO POR LA SOSTENIBILIDAD

En este sentido, el puerto de Barcelona reitera su “compromiso firme con la sostenibilidad, tanto medioambiental como económica y social”, a través del impulso a la estrategia intermodal y el short sea shipping. Una estrategia que ha reducido un 76% los impactos negativos (contaminación, calentamiento global, ruido, accidentes, congestión, etc.) respecto de lo que habría supuesto el mismo volumen de carga transportado por carretera.

Además, recuerda iniciativas como el plan para electrificar los muelles, la generación de energía renovable en el recinto portuario, el impulso a los cruceros de puerto base o el proyecto BCN Cero Carbón, con el objetivo de conseguir un puerto neutro en emisiones. Afirma que está en disposición de lograr en 2030 la reducción de, como mínimo, el 50% de estas, y pide al Ayuntamiento que rectifique, ya que “está poniendo en duda una actividad que genera 41.000 puestos de trabajo y el 1,7% del PIB de Catalunya”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies