El puerto de Almería aprueba el aplazamiento de pago a las empresas

por El Vigía

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Almería ha aprobado un paquete de medidas urgentes para apoyar la economía y el empleo de sus clientes ante la crisis provocada por la pandemia de la covid-19.

Las medidas, adoptadas en base a los criterios establecidos por Puertos del Estado, permiten a la comunidad portuaria el aplazamiento del pago de las tasas, mediante el aplazamiento de deuda tributaria correspondiente a las liquidaciones de tasas portuarias, por un plazo máximo de seis meses y sin intereses de demora ni garantías, o el aplazamiento de 12 mensualidades con garantía y pago mensual del principal e intereses.

Desde la autoridad portuaria señalan que durante la vigencia del estado de alarma, se ha aplicado una reducción del coeficiente aplicable a los buques destinados a la prestación de servicios portuarios. Asimismo, se han reducido las tasas de todas las escalas de buque producidas durante el estado de alarma.

En este sentido, el presidente del puerto, Jesús Caicedo, ha propuesto al consejo de administración otras medidas contempladas en el decreto de la covid-19, sobre reducción de la tasa de ocupación de concesiones y autorizaciones, así como de la posible supresión del pago anticipado, y diferir la liquidación de la tasa de actividad al final del ejercicio.

2019 cierra con dos millones de euros de beneficios

Por otra parte, el consejo de administración ha aprobado las cuentas anuales del ejercicio de 2019, que registran unos beneficios próximos a los dos millones de euros. En la misma sesión, Caicedo ha presentado el informe de gestión del primer semestre del año, en el que ha informado de los efectos de la covid-19 sobre el movimiento de pasajeros, tanto de los servicios regulares con el norte de África (con una caída de un 55%), como de cruceros (frente a las 14 escalas del primer semestre de 2019, este año solo se ha realizado una).

Por lo que se refiere al tráfico de mercancías, desde la autoridad portuaria destacan el distinto comportamiento entre el puerto de Almería y el de Carboneras. En el de la capital se estima un crecimiento en torno al 7,6% en el primer semestre, mientras que en el de Carboneras se calcula una disminución superior al 61%.

La valoración de Caicedo es que la caída en Carboneras es fruto del cierre de la central térmica de Endesa el 27 de diciembre de 2019 y el cese de la importación de carbón. Asimismo, los tráficos de este puerto se han resentido del descenso de más del 50% de las exportaciones de cemento por la terminal de Lafargue-Holcim. Por su parte, el muelle de Ribera I, de Carboneras también ha cerrado la primera mitad del año con un descenso del tráfico de mercancías de un 5% aproximadamente.

Por último, en el capítulo de inversiones, según se recoge en el Plan de Empresa, el presupuesto de la autoridad portuaria para 2020 es de 5,5 millones de euros. De este presupuesto, hasta el 30 de junio se han certificado obras y adquirido bienes por casi dos millones de euros, lo que representa casi el 36% del plan de inversiones del ejercicio. Por su cuantía, destacan las obras de acondicionamiento del fondeadero del puerto pesquero; las pantallas at rapa-polvo del puerto de Carboneras; la restauración del Cable Inglés; y el acondicionamiento de la explanada del recinto del muelle de Pechina y la mejora de pluviales.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies