NoticiasMarítimo

El puerto de A Coruña suma un 12% más de tráficos hasta marzo

El Vigía

25 abril, 2018

La autoridad portuaria espera alcanzar los 15 millones de toneladas este año

El puerto de A Coruña ha cerrado el primer trimestre de 2018 consolidando el crecimiento alcanzado en el pasado ejercicio. Entre los meses de enero y marzo se movieron en torno a 3,8 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 12% con respecto al mismo período de 2017. Se trata de un dato muy significativo, según la Autoridad Portuaria, teniendo en cuenta que se superan cifras del primer trimestre del pasado año, en el que se batió el récord de tráficos al rebasarse el techo de 15 millones de toneladas a cierre del ejercicio.

La recuperación en los tráficos de materiales de construcción como las maderas y tableros, hierros, vidrio, y sobre todo alambrón, ha propiciado una subida superior al 15% en mercancía general, que se sitúa a la cabeza. Le sigue graneles sólidos, con más del 13%, liderado de nuevo por carbón y coque, cemento a granel y graneles agroalimentarios como trigo, cebada o piensos y forrajes. Durante el primer trimestre se ha movido más de un millón de toneladas en graneles sólidos, de los que en torno al 40% se canaliza ya a través del puerto exterior.

Los graneles líquidos, primeros en cuanto a volumen, también cerraron el trimestre con saldo positivo, logrando cerca de un 11%, al superar los 2,3 millones de toneladas. Encabezan las subidas los productos como nafta, gasoil, fueloil o gasolina y petróleo refinado. También suben aceites y melaza, así como el butano.

En relación con Punta Langosteira, al cierre del primer trimestre se registraban 550.000 toneladas, lo que implica que la expectativa de volver a superar los dos millones de toneladas a final de año es más que probable. Cereales, coque, azufre o cemento son las mercancías con mayor presencia aquí, donde las condiciones de operatividad han permitido desarrollar con normalidad todas las estibas, pese a la meteorología adversa.

Donde sí han impactado los frecuentes temporales registrados a lo largo de los meses de febrero y marzo es en la pesca y los cruceros. Las malas condiciones del Atlántico han obligado a realizar varias cancelaciones de escalas, lo que ha impedido recuperar los niveles del pasado año. No obstante, se espera que en mayo, con un importante calendario de escalas, se vayan remontando las cifras.