NoticiasMarítimo

La Eurocámara refuerza el principio de “quien contamina paga” para la gestión de residuos de buques

El Vigía

9 octubre, 2018

El objetivo es asegurarse que los buques entregan su basura en cada una de sus escalas

La Comisión de Transportes del Parlamento Europeo ha aprobado este martes, con 46 votos a favor y dos en contra, el informe de la eurodiputada alemana Gesine Meissner sobre las instalaciones portuarias receptoras de residuos de buques, con lo que se inician las negociaciones con el Consejo para finalizar el texto de la nueva ley.

La decisión ha sido acogida con “especial satisfacción” con la asociación Espo, representante de los puertos europeos, al considerar que la propuesta de fortalecer el principio de “quien contamina paga” reducirá “la entrega de cantidades no razonables de basura, incluidos los desechos peligrosos, por una tarifa fija”. “Esta propuesta protegerá mejor el medio ambiente marino al aumentar las cantidades de residuos entregados en los puertos. Su objetivo es asegurarse de que los buques entreguen su basura en cada escala al puerto y no omitan las entregas de residuos para ahorrar tiempo”, sostiene la asociación en un comunicado, en el que considera también que la medida “evita que los puertos tengan que pagar los costes añadidos de entregar cantidades de basura que excedan las cantidades normales generadas entre dos escalas de buque”.

La secretaria general de Espo, Isabelle Ryckbost, considera que “el Comité de Transporte del Parlamento Europeo ha votado claramente a favor de una política que incentive a los buques a entregar en los puertos los desechos generados a bordo”. En su opinión, el texto adoptado “establece el equilibrio correcto entre eficiencia y responsabilidad y fortalece el principio de quien contamina paga”. “Estamos muy agradecidos al Comité de Transporte por su posición tan equilibrada en lo que ha sido desde el principio una legislación técnica y complicada”, ha señalado Ryckbost, que confía en la capacidad de negociación del Parlamento “para defender este resultado en las futuras negociaciones con el Consejo”.

Sin embargo, desde la Espo lamenta que el Parlamento haya decidido que los reembolsos sean obligatorios para la gestión ecológica de los residuos a bordo de los buques. Desde la asociación sostienen que “la decisión de otorgar descuentos debe tomarse a nivel de puerto”.