El Pacto Verde Europeo reformula la tarificación del transporte para incluir su impacto medioambiental

por El Vigía

La Comisión Europea ha presentado este miércoles el Pacto Verde Europeo, una hoja de ruta con la que Europa pretende convertirse en el primer continente climáticamente neutro en 2050. Uno de los ejes principales para conseguirlo pasan por la transformación del transporte, un sector al que se ha asignado el reto de reducir el 90% de sus emisiones hasta 2050.

La estrategia de Ursula Von der Leyen para conseguir esta reducción se materializará en un nuevo sistema de tarificación con el que pretende que el precio del transporte refleje el impacto que tiene en el medioambiente y en la salud. En concreto, Bruselas propondrá ampliar el comercio de derechos de emisión europeo al sector marítimo y anuncia que estudiará la posibilidad de aplicarlo también al transporte por carretera. En este sentido, el documento incluye también la reducción de los derechos de emisión asignados gratuitamente a las compañías aéreas

La Comisión anuncia, además, el final de las subvenciones a los combustibles fósiles y señala que “estudiará detenidamente las actuales exenciones fiscales, incluidas las aplicables a los combustibles para la aviación y el transporte marítimo”.

Bruselas incide también en la tarificación de las carreteras para señalar que volverá a examinar políticamente la manera de lograr una tarificación efectiva. En este sentido, la Comisión demanda al Parlamento Europeo y al Consejo que mantengan la ambición de la propuesta original de la Comisión para la directiva euroviñeta, y señala que está dispuesta “a retirarla en caso necesario y a proponer medidas alternativas”.

La Comisión propondrá, además, normas más estrictas en materia de emisiones contaminantes a la atmósfera para los vehículos con motor de combustión y avanza nuevas medidas para el transporte marítimo, como regular el acceso de los buques más contaminantes a los puertos de la UE y obligar a los buques atracados a utilizar electricidad de los muelles.

En busca de un «instrumento eficaz» para fomentar el ferrocarril

Para abordar estos objetivos, la Comisión anuncia la elaboración en 2020 de una estrategia para una movilidad sostenible e inteligente. El transporte multimodal será uno de los conceptos más destacados de esta estrategia, según el documento presentado este miércoles, que considera una cuestión prioritaria que “una parte sustancial del 75% del transporte interior de mercancías por carretera debería transferirse al ferrocarril y a las vías navegables interiores”.

Para alcanzar este trasvase de tráficos, Bruselas considera que deberá establecer “medidas para mejorar la gestión y aumentar la capacidad de los ferrocarriles y las vías navegables interiores”, que tiene previstas redactarlas en 2021.  “La Comisión también estudiará la posibilidad de retirar y presentar una nueva propuesta de revisión de la directiva sobre transporte combinado para convertirla en un instrumento eficaz de apoyo a las operaciones multimodales de transporte de mercancías por ferrocarril y por vía navegable, incluido el transporte marítimo de corta distancia”, señala el Pacto Verde Europeo.

El documento avanza que la Comisión ayudará a desarrollar sistemas inteligentes para la gestión del tráfico y soluciones de «movilidad como servicio», a través de sus instrumentos de financiación, así como en el despliegue de combustibles alternativos sostenibles para el transporte. En este sentido, establece que para 2025 se necesitarán alrededor de un millón de estaciones públicas de recarga y reabastecimiento de combustible para los 13 millones de vehículos de emisiones cero y bajas que circularán por las carreteras europeas.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies