El trílogo europeo impone la vuelta a casa del conductor cada tres semanas

por El Vigía

El acuerdo alcanzado por los negociadores del trílogo europeo en el Mobility Package se sustancia en tres modificaciones reglamentarias importantes en el transporte internacional por carretera. En primer lugar, la modificación del reglamento 561/2006 sobre los tiempos de conducción y descanso en el transporte por carretera. Así, se mantiene como regla general el actual período de referencia semanal de 90 horas de conducción durante dos semanas, aunque se impone la vuelta a casa cada tres semanas. El conductor podrá tomar hasta dos periodos de descanso reducidos consecutivos y, a continuación, su periodo de descanso semanal. La entrada en vigor de los tacógrafos inteligentes en 2025 permitirá unos controles más eficaces sobre estas medidas. Por último, el descanso semanal en cabina está ahora clara y estrictamente prohibido.

En segundo lugar, la reforma de los reglamentos 1071/2009 y 1072/2009 sobre el acceso a la profesión y al mercado. El cabotaje queda circunscrito al statu quo actual de las tres operaciones autorizadas en un máximo de siete días con un periodo de espera (o enfriamiento) de cuatro días. El incumplimiento de las normas de cabotaje y comisiones de servicio podría dar lugar a la pérdida de la honorabilidad y, por tanto, de las licencias comunitarias.

DESPLAZAMIENTO DE TRABAJADORES

Por lo que se refiere al transporte combinado, el transporte anterior y posterior al transporte por carretera está ahora sujeto a las normas de cabotaje, algo que no pasaba antes. Por último, y para evitar la presencia ilimitada de vehículos fuera de sus fronteras, cada vehículo debe regresar al Estado miembro de establecimiento al menos cada ocho semanas.

En tercer lugar, otro de los temas más controvertidos, el desplazamiento de trabajadores aplicado al transporte por carretera. Tendrán esta condición las operaciones de cabotaje, el transporte combinado por carretera y el transporte internacional (pero con excepciones para el tránsito y las operaciones bilaterales + 2). En el caso de los internacionales, se aplicará la comisión de servicio sin excepciones.

Finalmente, un punto sobre el que ya había acuerdo previo, el transporte ligero. Los vehículos de 2,5 a 3,5 toneladas que realicen transporte internacional se verán obligados a instalar un tacógrafo inteligente y estarán sujetos a las mismas normas de acceso a la profesión que los vehículos pesados a escala internacional.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies