El laudo de Pimentel pone punto final al conflicto entre Aena y los controladores

por El Vigía

16885

 

El ministro de Fomento, José Blanco, se ha mostrado este lunes muy satisfecho con el laudo arbitral en el conflicto entre los controladores y Aena, entregado esta mañana por el árbitro, el exministro Manuel Pimentel, y que supone al fin la firma del segundo convenio colectivo de los controladores aéreos, que tendrá vigencia hasta 2013.

En su intervención ante la prensa, Blanco ha recalcado en numerosas ocasiones que Aena cumplirá el laudo «de la A a la Z», y se ha congratulado de que éste laudo cierra un nuevo convenio tras once años desde que se aprobó el primero y seis años «desde que debía haberse aprobado el segundo convenio, ha sido, por tanto, un proceso difícil, que muchos dieron por imposible. Pero que hoy, es una realidad», ha dicho.

En este sentido, ha felicitado «tanto a AENA como al USCA» por sus esfuerzos negociadores, que han permitido que «una parte del convenio fuera acordada antes de que se llegara a esta última fase». Asimismo, ha extendido la felicitación y enhorabuena al árbitro designado por ambas partes, a propuesta del USCA, el ex ministro del PP Manuel Pimentel, «por haber cumplido con su encargo en tiempo y forma.

El ministro se ha esforzado en presentar este laudo como «de consenso, y por tanto, aquí no hay vencedores ni vencidos», ha enfatizado. Además, en su opinión con este laudo «ganamos todos. No veo en este acuerdo ni un éxito personal ni una derrota para nadie, sino el cumplimiento del deber. El único propósito del Gobierno es que gane la economía de España y que mejore la vida de todos los españoles» ha asegurado ante los medios de comunicación.

El máximo responsable de Fomento está convencido que con este nuevo convenio colectivo se «proporcionará estabilidad a los profesionales del control aéreo y contribuirá a garantizar la continuidad de los servicios de navegación, de una forma eficiente y competitiva». Este nuevo convenio, señala Blanco, «permite afrontar el futuro de AENA con una perspectiva de mayor colaboración entre empresa y controladores».

Además, para el Ministerio de Fomento la reforma de los servicios de navegación aérea «es una prioridad dentro del conjunto de reformas que estamos desarrollando para mejorar la eficiencia y la competitividad de un elemento clave de nuestra economía, como es el transporte aéreo».

Productividad y salarios equiparables

Sobre la jornada laboral, Blanco ha considerado que la fijación de las 1.670 horas para 2011 y 2012 y de las 1.595 horas a partir de ese año viene a resolver un conflicto y ha destacado que el objetivo es buscar el equilibrio entre la productividad y los salarios. «Se sitúa a los controladores españoles en la media europea» ha asegurado. En cualquier caso, «el objetivo es adecuar nuestro modelo de navegación aérea con la productividad europea».

En cuanto a la consideración de las 1.670 horas como jornada laboral en vez de jornada aeronáutica y la inclusión de horas para formación laboral aparte, Blanco ha señalado que «si el laudo ratificara todo lo que ha puesto Aena encima de la mesa, sería un laudo parcial», y ya que no lo es, pues se han reconocido las peticiones de ambas partes. «El laudo obliga a todos», ha insistido.

«Aena y sus trabajadores tienen el mismo derecho que en una empresa normal, siempre ha sido así», ha añadido, destacando que todas las personas tienen derecho a baja. «Lo contrario era una falsedad», ha puntualizado, en referencia al contenido del Real Decreto del pasado 2 de diciembre, previo al «plante» de los controladores.

Por otro lado, ha asegurado que «la inmensa mayoría de los controladores» no ha llegado en 2010 a las 1.670 horas. Sólo había «casos excepcionales» que habían superado esas 1.670 horas en Santiago de Compostela porque computaban como horas de trabajo horas sindicales. En cualquier caso, el ministro ha recordado que por ahora «todas las sentencias de lo social en relación con el conflicto con los controladores, que son cerca de 50, han dado la razón a Aena».

200.00 euros al año

Según el laudo hecho público a las 11 de la mañana por Manuel Pimentel, el salario medio de un controlador operativo se fija en 200.000 euros al año, mientras que la jornada máxima aeronáutica se establece en un máximo de 1.670 horas este año, frente a las 1.711 horas actuales, que se reducirán a 1.595 horas para 2013. De esta forma, para Pimentel la empresa tendrá «un colchón» para a partir de ahí reducir el absentismo laboral e ir ajustando la jornada, que respetará los porcentajes establecidos de descanso del 25% en turno de día y del 33% en turno de noche. Esto supondrá que en el futuro convenio se introducirá el binomio «jornada-productividad».

Pimentel ha defendido que los controladores españoles trabajan «más que la media europea, pero también ganan mucho más», por lo que es necesario ir ajustando la jornada para adecuarse a esa media. Así, se incluirán 40 horas adicionales extra al año en materia de formación, hasta 1.710 horas en aquellos centros en los que se apliquen y sean necesarias, que pasarán a 25 horas para 2012 y 20 horas en 2013. Las horas extra seguirán siendo 80 al año.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies