NoticiasCarretera

El Gobierno reforma la ley para incluir los desvíos obligatorios de camiones

El Vigía

8 noviembre, 2018

CETM muestra su “más absoluta repulsa y total rechazo”

El Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto de reforma de la ley de Carreteras que permite, por razones de seguridad vial o medioambientales, excluir el tráfico pesado de las carreteras convencionales, obligándolos a circular por las autopistas. Estas medidas, que se desarrollarán mediante convenios o reales decretos, se acompañarán con distintas bonificaciones a los transportistas, sin concretar la cuantía. Según el ministerio de Fomento, estas restricciones, vigentes en la actualidad en Catalunya y La Rioja, y que se extenderán próximamente a Castilla y León y la Comunitat Valenciana, “ya han demostrado su eficacia en los tramos en los que hasta la fecha han sido implantados, reduciendo la siniestralidad en los mismos”.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha mostrado su más “absoluta repulsa y total rechazo” a estos desvíos obligatorios que, además de atentar contra el derecho fundamental a la libre circulación, generan “graves y costosos” problemas para las empresas de transporte. CETM destaca, entre ellos, el aumento “innecesario” de los kilómetros recorridos y las “importantes” pérdidas de tiempo que conlleva acceder o abandonar las vías de peaje. También cita la imposibilidad de acceder a las áreas de servicio situadas en las carreteras convencionales tanto para repostar y realizar el mantenimiento de los vehículos como para descansar, “privando a nuestros conductores de servicios básicos debido al insuficiente número de áreas de descanso existentes en las autopistas”.

La patronal del transporte de mercancías por carretera insiste en que el transporte es un sector “absolutamente comprometido con su seguridad y con la de todos los usuarios de las carreteras, realizando para ello un importante esfuerzo inversor tanto en la compra de vehículos de última generación con las más sofisticadas medidas de seguridad, como en la contratación y formación de conductores altamente cualificados, además de defender y promover el “riguroso cumplimiento de la normativa de tiempos conducción y descanso“.

Finalmente, recuerda que la siniestralidad en el sector ha bajado casi un 20% en el último año, mientras que ha aumentado para el resto de usuarios de la vía, “lo que choca de pleno con la campaña de desprestigio y culpabilización que hoy sufre nuestro sector”. Consecuentemente, la CETM solicitará al Gobierno que no aplique esta medida restrictiva, que solo aceptarán si el desvío bonificado tiene un carácter voluntario.