El Gobierno autoriza el transporte marítimo de pasajeros con Canarias

por El Vigía

El BOE ha publicado este martes una orden ministerial que autoriza de nuevo el transporte de pasajeros en barco entre la península y Canarias, desbloqueando así los servicios paralizados desde mediados de marzo para evitar la propagación del coronavirus.

La decisión recoge la petición del Gobierno canaria y anuncia el restablecimiento de la prestación de servicio marítimo entre la península y el Archipiélago por la que autoriza el embarque y desembarque en los puertos canarios de pasajeros y vehículos en las líneas marítimas que conectan ambos territorios.

Esta orden ministerial, que tiene validez durante las fases 2 y 3 de la desescalada, autoriza estos traslados siempre que se produzcan por motivos laborales, sanitarios o retorno al lugar de origen o fuerza mayor, y presenten una declaración responsable antes de embarcar. De esta forma, ya no será necesario, como ocurría hasta ahora, solicitar una autorización especial a la delegación del Gobierno en Canarias para viajar como pasajero en los ferris entre la península y las Islas.

Más agilidad en los trámites para las subvenciones con Canarias

Por otra parte, el consejo de ministros, en su reunión de este martes, ha aprobado un real decreto que mejora el marco aplicable a las subvenciones al transporte aéreo y marítimo de mercancías agrícolas con origen o destino en las Islas Canarias.

Este nuevo real decreto amplía los costes subvencionables al transporte de mercancías agrícolas con destino y origen en Canarias, con el objetivo de “compensar adecuadamente las desventajas que suponen para este territorio la insularidad y su lejanía al territorio peninsular y al resto de la Unión Europea, a semejanza de lo contemplado en el real decreto que regula la compensación al transporte de mercancías industriales aprobado el año pasado”.

Además, la nueva normativa también agiliza la gestión de estas ayudas, optimizando los trámites asociados a su adjudicación y reduciendo las cargas administrativas que deben soportar las empresas que las reciben. “En definitiva, se trata de promover la igualdad de condiciones con el resto del mercado no insular y paliar los sobrecostes de transporte, que suponen una desventaja competitiva para las empresas radicadas en las Islas Canarias, comprometiendo su viabilidad”, señalan desde el Gobierno.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies