El Ejército se despliega en el puerto de Barcelona contra el coronavirus

por El Vigía

El Ejército se ha desplegado este viernes en el puerto de Barcelona para hacer frente al coronavirus. Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias han procedido a la desinfección del área PIF, unas instalaciones que acogen los controles sanitarios y no sanitarios de las mercancías en frontera, servicios adscritos a Sanidad Exterior, Animal y Vegetal, Aduana y Soivre. Además del puerto de Barcelona, la UME ha llevado a cabo tareas similares en otros enclaves portuarios del país, así como otras infraestructuras consideradas estratégicas, como aeropuertos (entre ellos, el de Barcelona-El Prat) y estaciones de ferrocarril.

La actuación de la UME en el enclave catalán forma parte de la Operación Balmis del ministerio de Defensa, en la que participan más de 2.600 soldados de esta unidad de intervención rápida del Ejército para casos de emergencia, que desde hoy se despliegan en un total de 59 ciudades españolas con la misión de contener el Covid-19. El apoyo de la UME a la autoridad portuaria tiene lugar pese a que los responsables del puerto no lo han reclamado.

La propia Autoridad Portuaria de Barcelona ha implementado un plan de contingencia contra el Covid-19, que incluye tres fases en función del riesgo a afrontar. En la actual primera fase, se han reforzado los servicios de limpieza y se ha requerido a los trabajadores para que lleven a cabo las medidas higiénicas recomendadas por las autoridades sanitarias, como la limpieza frecuente de manos o mantener la distancia de seguridad. Las fases dos y tres se activarán en el momento de producirse un contagio en el recinto portuario o bien deba procederse al cierre total o parcial de las instalaciones, llegado el caso.

PLAN ESPECIAL EN LAS TERMINALES

También las terminales han extremado las medidas de higiene para proteger a sus trabajadores y clientes. En el caso de APM Terminals, se ha procedido a la limpieza frecuente en los tornos de acceso con producto viricida, así como en los puntos de contacto del shutlle. También se han instalado diversos puestos de gel desinfectante y se han acordado acciones coordinadas con Docker’s Pool que usa maquinaria pesada. En la operativa marítima, los vessel planners solamente asistirán al buque en casos excepcionales. Además, se requiere confirmación por escrito de que no hay ningún caso positivo a bordo. Por último, la terminal recuerda que es obligatorio que todo el personal que quiera acceder traiga consigo los EPIs, ya que sin ellos es imposible el acceso en las actuales circunstancias.

Por su parte, la terminal BEST ha puesto en marcha un plan de contingencia para evitar la concentración de trabajadores y se han establecido servicios mínimos para garantizar el servicio. Asimismo, piden que todas las consultas se lleven a cabo por vía telemática.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies