El e-commerce impulsará el uso de la factura electrónica en las empresas de paquetería

por El Vigía

El uso de la factura electrónica en el sector postal y de mensajería español continúa siendo escaso. Si bien las empresas emisoras de la facturas electrónicas representaron el 0,06% del total y las receptoras el 0,02% en 2018, un estudio elaborado por Seres prevé un incremento de estas cifras a medida que el e-commerce continúe creciendo.

“Esta baja participación –explica Alberto Redondo, director de Marketing de Seres para Iberia y Latam– llama la atención porque se trata de un sector en alza debido al auge del e-commerce. Sin embargo, se prevé que las empresas del sector comiencen a apostar por la e-factura por diferentes motivos, entre ellos por la seguridad que ofrece la factura electrónica”, apunta.

Cabe recordar que el mayor número de empresas usuarias de la factura electrónica se encuentran en los sectores de servicios e industria. De acuerdo con el estudio, el número de facturas electrónicas procesadas en 2018 en España ascendió a 181,8 millones de documentos, un 14,92% más que en 2017. Del total, 147,9 millones de documentos corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 22,3 millones a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 11,6 millones a ventas de empresas a particulares (B2C).

Según el informe, gracias al uso de la factura electrónica, las empresas españolas se ahorraron en 2018 algo más de 900 millones de euros en la gestión de las facturas recibidas y 511 millones de euros en la gestión de las facturas emitidas. También se ahorraron 662.145 horas en la tramitación de las facturas recibidas y 106.963 horas en las emitidas, además de reducir de manera significativa el impacto medioambiental derivado de la eliminación del uso de papel.

Por tipo de empresas, las de mediano tamaño son as que emiten más facturas, el 45,48%, seguidas por las grandes empresas, el 22,48, las pequeñas, el 23,80% y las micro empresas, con el 8,24%. En recepción de facturas, las que más reciben son las medianas empresas con el 37,57% de las facturas, seguidas por las pequeñas empresas con el 26,17%, las grandes con el 24,48% y las microempresas, con el 11,78%.

A pesar de la contracción del crecimiento económico en la zona euro, todo parece indicar que 2019 será un año muy importante para la universalización de la factura electrónica en la UE. El nuevo estándar europeo de factura electrónica es obligatorio en las relaciones B2G desde el 18 de abril de 2019, para todos los Estados miembros de la Unión Europea. “La e-factura es una pieza clave de la transformación digital de los negocios y sus efectos positivos empezarán a notarse en el conjunto de la sociedad”, añade Alberto Redondo.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies