NoticiasLogística

El e-commerce impulsa en un 4,5% el negocio de la paquetería en España

El Vigía

21 septiembre, 2017

El sector cerró 2016 con una facturación de 6.425 millones de euros, según los últimos datos de DBK

El auge del e-commerce se ha convertido en un potente revulsivo para el sector de la mensajería y la paquetería en España, que logró cerrar el ejercicio 2016 con una facturación de 6.425 millones de euros. Esta cifra representa, por tanto, un incremento del 4,5% respecto a 2015 y se sitúa, además, por encima de la mejora contabilizada el año anterior.

Las previsiones de los expertos apuntan un crecimiento anual de la facturación de entre el 3 y el 4% de cara al bienio 2017-2018 / PostNL

Las previsiones de los expertos apuntan un crecimiento anual de la facturación de entre el 3 y el 4% de cara al bienio 2017-2018 / PostNL

Lo reflejan los últimos datos del Observatorio Sectorial DBK, que constatan que en 2016 se realizaron compras a través de internet por valor de unos 26.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 25%. Asimismo, desde la consultora también atribuyen estas cifras a la positiva coyuntura económica, con un notable crecimiento del PIB, del consumo de los hogares y de la inversión empresarial.

En esta línea, las previsiones de los expertos apuntan un crecimiento anual de la facturación de entre el 3 y el 4% de cara al bienio 2017-2018, lo que permitiría superar los 6.850 millones de euros en el último año.

Por segmentos, el de paquetería empresarial experimentó una evolución algo más favorable que el conjunto del mercado, con un crecimiento del 5,4%, que dio lugar a la cifra de 3.925 millones de euros. El mercado de paquetería industrial, por su parte, vio prolongada la tendencia de reactivación de los dos años anteriores, alcanzando los 2.500 millones de euros, un 3,1% más, y en cuanto a la cifra de negocio generada por los servicios de transporte internacional, mantuvo un aumento superior al del conjunto del sector, en un contexto de creciente internacionalización del tejido empresarial español.

Asimismo, en 2016 continuó la tendencia de progresiva concentración de la oferta. Así, las cinco primeras empresas del sector alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 34% y en cuanto a las diez primeras, acapararon el 53% del negocio.