El e-commerce impone sus reglas al packaging

por Elena de Jesús

La industria del packaging vive su particular revolución industrial. El e-commerce y la omnicanalidad han cambiado las reglas del juego del sector logístico en tiempo récord y están obligando a replantear a marchas forzadas el diseño de los tradicionales envases y embalajes para adaptarlos a las nuevas (y futuras) necesidades de estas megatendencias.

“La rapidez con la que el comercio online está conquistando nuevos espacios está representando un verdadero terremoto en el mundo del packaging, que busca adaptarse a las nuevas exigencias de este canal en un momento de vertiginosos cambios sociales y productivos”, señala Patricia Navarro, experta en diseño y optimización del sistema de envase y embalaje en Itene. A su juicio, “el gran mantra del sector es que el producto tiene que llegar intacto al cliente, con una última milla que debe ser eficiente –en tiempos, mantenimiento de la cadena de frío y seguridad de los envíos– y en la que los accidentes deben reducirse al mínimo”. A partir de ahí, además, aspectos como la reutilización y el impacto ecológico del packaging o la fácil apertura del contenido también son aspectos a tener en cuenta para satisfacer a un consumidor cada vez más exigente.

Así las cosas, el sector plantea la necesidad de una transición hacia un modelo de packaging que no responda únicamente a eficiencias logísticas, sino que también aúne en un solo elemento imagen de marca y fidelización con el cliente, facilidad de apertura, sistema antirrobo, facilidad en las devoluciones y sostenibilidad.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies