NoticiasLogística

El desarrollo digital impulsa la feminización de la logística

El Vigía

6 junio, 2017

Aunque aún hay pocas mujeres en puestos de responsabilidad en las empresas

La logística está en pleno proceso de transformación y esto se percibe también en el papel de la mujer, cada vez más presente en un sector tradicionalmente dominado por el hombre. “Es cierto que el transporte y la logística han tenido desde siempre mayor presencia de hombres, algo en cierta manera lógico porque se trata de un sector donde la fuerza física tenía y sigue teniendo su importancia, aunque cada vez menos”, ha afirmado la presidenta de la Asociación de Organizaciones de Mujeres Empresarias del Mediterráneo (Afaemme), Helena de Felipe, en el marco del Foro Mediterráneo del Salón Internacional de la Logística (SIL 2017).

“La mujer está mejor representada en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y de ahí que su presencia sea cada vez más significativa en las empresas, inmersas en un proceso de digitalización continuo”, ha asegurado la directora comercial de Portic, Chelo Otero. Aunque las mujeres participantes en esta ponencia no han negado que aún se está lejos de que esta importancia creciente se traslade a los puestos directivos. “Aún hay pocas mujeres en papeles clave dentro de las organizaciones”, según de Felipe.

La directora en España de la transitaria online iContainers, Lucía Benítez, cree que aún hay mucho camino por recorrer. “Cuando me dieron un puesto de responsabilidad en mi empresa, fue casi más complicado hacer entender a los hombres bajo mi cargo que ahora era yo quien tenía la responsabilidad de la gestión que el desempeño de mi nueva actividad”.

El SIL abordó la presencia de la mujer en la logística / Xavier Gual

El SIL abordó la presencia de la mujer en la logística / Xavier Gual

 

Pese a ello, hay empresas que destacan en la presencia de capital humano femenino. Por ejemplo, en Wtransnet, donde el 75% de la plantilla son mujeres. “En atención al cliente y en el departamento comercial nos sentimos más cómodas, además de que nuestra capacidad de trabajo es mayor: cuando viajamos no nos dedicamos a otra cosa mas que a pasar informes cuando volvemos al hotel, a diferencia de los hombres, que suelen dedicar parte de este tiempo a hacer turismo o deporte”, según Anna Esteve, cofundadora de la empresa.