NoticiasMarítimo

El desarrollo del GNL en el transporte marítimo exige soluciones logísticas en los puertos y armonización normativa

El Vigía

7 noviembre, 2018

Gasnam y la Autoridad Portuaria de Ceuta analizan los beneficios de este combustible

Mejorar las soluciones logísticas en puertos y la armonización de la normativa son los retos más inmediatos que afronta el desarrollo del GNL en el transporte marítimo. Así se ha puesto de manifiesto durante una jornada celebrada por Gasnam y la Autoridad Portuaria de Ceuta sobre los beneficios que conlleva el uso de este combustible, donde el director de Desarrollo de Bunkering de GNL de Naturgy, Javier Cervera, ha destacado que “el GNL s la mejor opción para cumplir con las exigencias medioambientales actuales y alcanzar un nuevo horizonte más limpio y competitivo. Además, su tecnología, su cadena logística más que contrastada en el uso en motores marítimos, su competitividad y seguridad de suministro hacen del GNL una alternativa no sólo ecológica sino económicamente interesante”.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta, Rafael Rodríguez, ha afirmado que el uso del GNL será una necesidad de futuro para lograr los objetivos de reducción de emisiones de la Organización Marítima Internacional y el Puerto de Ceuta tiene que estar preparado para este nuevo escenario del tráfico marítimo”.

En este sentido, la secretario general de Gasnam, Eugenia Sillero, ha recordado que los 125 socios de Gasnam, entre los cuales se encuentran compañías navieras, autoridades portuarias, fabricantes de vehículos y universidades, entre otros, comparten la convicción de que el gas natural y el gas renovable deben jugar un papel relevante para alcanzar los retos a los que se enfrenta la sociedad actual de garantizar calidad del aire y la descarbonización del transporte.

Víctor Jiménez, representante de España ante la Organización Marítima Internacional (OMI), ha realizado una descripción detallada del marco regulatorio que está estableciendo a nivel global la OMI. Así, el Comité de Protección del Medio Marino de la OMI adoptó la decisión de implantar una reducción de los límites del contenido de azufre en el combustible marítimo del 0,5%. Además, la limitación del azufre en el combustible marítimo entrará en vigor el 1 de enero de 2020 y viene acompañada de otra serie de medidas. “Es una realidad que el uso del GNL es una de las opciones para cumplir los límites de azufre y otros límites de emisiones en el transporte marítimo que puedan llegar en el futuro” , ha indicado el experto.

En el caso de Baleària, por ejemplo, “la compañía apuesta por el gas natural licuado por convicción”. Así lo ha señalado el director de Flota de Baleària, Guillermo Alomar, que asegura que “creemos en el desarrollo sostenible, pero también nos permite adelantarnos a la normativa de reducción de azufre de 2020. Es una apuesta estratégica que responde a criterios de responsabilidad social y rentabilidad económica”.