El covid-19 reduce un 15% el tráfico aéreo mundial en marzo

por El Vigía

Los efectos del coronavirus se han dejado sentir en los resultados correspondientes al mes de marzo de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). Según las últimas estadísticas, la demanda mundial de carga aérea, medida en toneladas de carga por kilómetro transportadas (CTK, por sus siglas en inglés), disminuyó un 15,2% en marzo en comparación con el mismo periodo del año anterior. Por su parte, las toneladas de carga por kilómetro disponibles (ACTK) cayeron un 22,7%. En cuanto a los resultados acumulados en el primer trimestre, tanto el volumen de actividad como la capacidad muestran descensos del 7,7 y del 9,5%, respectivamente.

“Los volúmenes mundiales de carga aérea se han ido debilitando desde noviembre de 2018 debido a las tensiones comerciales mundiales, en particular entre EEUU y China, y ahora se han agravado todavía más con el brote de covid-19”, señalan desde la organización, cuyos resultados indican que la carga aérea acumula ya 12 meses consecutivos de descensos. “Se trata del periodo de caídas más prolongado desde la crisis de 2008”, añaden desde IATA.

Europa y Latinoamérica, que concentran el 23,6% y el 2,8% del tráfico mundial de carga aérea, respectivamente, fueron las regiones más afectadas por la pandemia durante este mes de marzo. En ambos casos, la demanda de carga aérea se redujo en un 18,5%. En cuanto a las toneladas de carga por kilómetro disponibles, en el caso de Europa disminuyeron un 27,2% y en Latinoamérica lo hicieron en un 31,2%.

En Asia Pacífico, con una cuota de mercado del 34,6%, se registró una caída de de las toneladas de carga por kilómetro transportadas del 18,3% en marzo. Por su parte, las toneladas de carga por kilómetro disponibles disminuyeron un 30,9%. El siguiente mercado más afectado fue Oriente Medio, donde el volumen de actividad retrocedió un 14% en marzo y la capacidad, un 20,6%. Le sigue Norteamérica, con un descenso de la demanda del 8,5%, y África, cuyo retroceso fue del 2,1% en marzo.

Por otra parte, las restricciones aplicadas para evitar la propagación del covid-19 han provocado que la mayoría de aerolíneas tengan inactiva gran parte de su flota de pasajeros, en cuyas bodegas viaja el 52% de la carga mundial. Esto ha provocado que la capacidad de carga disminuyese un 43,7% en marzo en comparación con 2019.

“En la actualidad, no tenemos suficiente capacidad para satisfacer la demanda de carga aérea. Los volúmenes cayeron más del 15% en marzo en comparación con el año anterior, pero la capacidad se desplomó en casi un 23%”, señala Alexandre de Juniac, director general y consejero delegado de la asociación. A su juicio, “esta brecha debe ser abordada rápidamente. Con la mayor parte de la flota de pasajeros inactiva, las aerolíneas están haciendo todo lo posible por satisfacer la demanda añadiendo servicios de carga, incluyendo la adaptación de los aviones de pasajeros a la actividad de carga”. Sin embargo, Juniac lamenta que para llevar a cabo estas operaciones especiales, las compañías siguen enfrentándose a obstáculos burocráticos. “Los gobiernos deben reducir la burocracia para que la carga logre moverse de forma eficiente”, señala.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies