El consorcio Eco-Gate unifica en la marca Eco-G las denominaciones del gas natural en la movilidad

por El Vigía

El consorcio europeo Eco-Gate ha presentado este lunes la marca Eco-G, que aspira a convertirse en el distintivo único para renombrar el gas natural vehicular.  Se trata de un nuevo sello de denominación, que podrá ser utilizado por fabricantes de vehículos terrestres o marítimos, usuarios de vehículos y empresas tecnológicas, comercializadoras y distribuidoras en el sector de la movilidad con gas natural.

Desde este consorcio, que cuenta con financiación de la Unión Europea y está liderado por Nedgia, explican que la nueva Eco-G «pretende unificar las diferentes formas con que se viene nombrando a la tecnología que utiliza el gas natural en su función de combustible para movilidad terrestre y marítima«.

«En un escenario en el que los combustibles derivados del petróleo todavía son mayoría, la nueva marca gira sobre la idea de ecología inteligente”, explica el comunicado emitido por Eco-Gate. «El gas natural es la alternativa ecológica, económica y de presente más idónea para fomentar la movilidad sostenible, tanto terrestre como marítima», aseguran.

Los datos aportados desde el consorcio detallan que ECO-G es una tecnología limpia que reduce hasta casi cero las emisiones contaminantes que afectan a calidad del aire en las ciudades: hasta un 100% las emisiones de NO2 y más del 95% de las partículas sólidas. Además, reduce en un 50% la emisión sonora y las vibraciones frente a los motores diesel. En el caso del gas renovable, las emisiones de CO2 son neutras: reducción del 100%.

Explican, además, que de todos los combustibles alternativos, ECO-G es el único que cuenta con soluciones desarrolladas y operativas para todas las necesidades de movilidad, desde los turismos para los desplazamientos urbanos hasta el transporte de larga distancia, «sin perder prestaciones ni autonomía», aseguran. En este sentido, el consorcio destaca los ahorros en combustible que representa: del 50% frente a la gasolina y del 25% respecto al diésel.

Los promotores de Eco-G consideran, además, que su utilización en España muestra una evolución positiva. En 2018, se matricularon en nuestro país 5.745 nuevos vehículos a gas natural, un 146% más que en 2017; y el parque automovilístico superó las 14.200 unidades, un 68% más que el año anterior. «Las cifras no dejan de crecer, lo que demuestra la gran aceptación que tiene la movilidad con gas natural», asegura el consorcio.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies