El Consejo de la UE propone reducir un 30% las emisiones de camiones en 2030

por El Vigía

La decisión de los países miembros de la UE de reducir las emisiones de los camiones en un 30% en el año 2030 ha sido bien acogida por la industria del transporte por carretera. La propuesta inicial de los ministros de Medio Ambiente de la UE preveía que el objetivo fuera simbólico, pero algunos Estados, como Suecia y Holanda, forzaron a que este sea obligatorio.

La Unión Internacional del Transporte por Carretera entiende que para lograr una reducción del 35%, planteada inicialmente por Luxemburgo, Reino Unido, Suecia, Finlandia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Irlanda y Malta, sería necesario un «cambio a gran escala» hacia la electrificación, que no estará lista para las operaciones de larga distancia. Por lo tanto, caminar hacia este objetivo «podría dar lugar a un desplazamiento de la inversión hacia vehículos más pequeños y menos eficientes que, en última instancia, generarían una mayor congestión y más emisiones de CO2«, según el portavoz para Europa, Matthias Maedge.

MATTHIAS MAEDGE

«Dados los estrechos márgenes a los que se enfrenta el sector, el ritmo de descarbonización no vendrá determinado por la disponibilidad de tecnología, sino por el poder adquisitivo de los operadores de transporte, que puede impedirles invertir en algunas de estas nuevas tecnologías»

Maedge afirma que tecnologías como el GNC, el GNL y el hidrógeno desempeñarán un papel importante en el futuro, pero actualmente la capacidad de almacenamiento de energía, el peso y el precio de las baterías siguen siendo un obstáculo. «Por lo tanto, las normas deben basarse no solo en la viabilidad tecnológica, sino también en la viabilidad comercial», concluye.

UNA PROPUESTA POCO AMBICIOSA

Para la organización ambientalista T&E, la decisión de los ministros de Medio Ambiente «está muy por debajo de lo que se necesita para cumplir los objetivos climáticos de Europa para 2030 y ayudar a los transportistas a reducir las emisiones de CO2 y los costes de combustible».

El Consejo deberá negociar ahora la propuesta con el Parlamento Europeo, que mantiene posiciones más ambiciosas que las de los Estados en la política medioambiental.

 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies