El comercio marítimo mundial crece a su mayor ritmo en cinco años

por Elena de Jesús

El comercio marítimo creció a un ritmo del 4% durante 2017, lo que representa el mayor incremento de los últimos cinco años. Lo indica la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés) en su último informe sobre transporte marítimo, donde pronostica que de cara a 2018 la industria crecerá a un ritmo similar y hasta 2023, la tasa de crecimiento promedio anual será del 3,8%. Aunque todos los segmentos de carga experimentarán aumentos, los contenedores y graneles soportarán los mayores crecimientos a lo largo de este ejercicio.

«Si bien las perspectivas para el comercio marítimo son positivas, el sector se ve amenazado por el estallido de guerras comerciales y el aumento de políticas proteccionistas«, asegura el secretario general de la Unctad, Mukhisa Kituyi. En su opinión, «la escalada proteccionista y las batallas arancelarias de ajuste de cuentas perturbarán el sistema de comercio global que sustenta la demanda de transporte marítimo».

Esta advertencia la realiza en un contexto de un mayor equilibrio entre la oferta y la demanda, lo que ha elevado las tarifas de los envíos e incrementado, por tanto, los ingresos y beneficios de la industria. En este sentido, la Unctad señala que las tarifas de los fletes mejoraron de forma significativa en 2017 debido a la mayor demanda global, al crecimiento de la capacidad de la flota y a condiciones de mercado más saludables. En esta línea, los expertos esperan que continúen produciéndose mejoras en la oferta y la demanda este año, en particular en los segmentos de contenedores y graneles, lo que a su vez se traducirá en un beneficio para las tarifas de transporte.

Las estadísticas de 2017 muestran que los volúmenes de tráfico en los puertos –que se manipularon 752 millones de teus en todo el mundo– aumentaron rápidamente a lo largo del año pasado y tras dos ejercicios de débil desempeño. Además, por el lado de la oferta, y tras cinco años de desaceleración del crecimiento, la flota comercial mundial experimentó, por su parte, un ligero repunte. En concreto, el año pasado se añadieron un total de 42 millones de toneladas brutas al tonelaje global, lo que supone una tasa de crecimiento del 3,3%.

Por mercados, Alemania continúa liderando el mercado de portacontenedores mundial, con una participación del 20% en el mismo, a pesar de perder parte de terreno en 2017. Por el contrario, Grecia, China y Canadá ampliaron su cuota de mercado.

Respecto a las operaciones corporativas y a la actividad de consolidación, continuó sin cesar en el último año. A principios de 2018, las 15 principales navieras representaban el 70,3% de toda la capacidad y, de hecho, su participación se ha incrementado todavía más a partir del mes de junio, por lo que las diez principales navieras controlan casi el 70% de la capacidad de la flota a día de hoy.

“Es necesario evaluar las implicaciones de las fusiones y alianzas y de la integración vertical dentro de la industria, y abordar cualquier posible efecto negativo. Esto requerirá el compromiso de todas las partes relevantes, en particular de las autoridades nacionales de la competencia, líneas de contenedores, transportistas y puertos «, apunta Shamika N. Sirimanne, directora de la División de Tecnología y Logística de la Unctad.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies