El cielo de Europa pone a prueba su respuesta volcánica

por El Vigía

En el primer aniversario de la erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull, el cielo de Europa ha puesto a prueba en un simulacro su reacción a una posible emisión de cenizas volcánicas. En los dos últimos días, los países europeos han desarrollado un ejercicio en el que se ha simulado a tiempo real la erupción continua del volcán Grimsvötn (Islandia).

En España, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha dado por concluidos los ejercicios, en los que se han validado la efectividad de los planes adoptados para evitar o paliar crisis como la sufrida a nivel europeo durante la primavera de 2010, así como el funcionamiento de las esenciales líneas de comunicación.

La coordinación de la crisis entre los diferentes involucrados y el impacto en las operaciones aéreas de las compañías aéreas participantes figuran entre los objetos estudiados. El Plan de actuación ante emisión de cenizas volcánicas presenta una guía de actuación para España en caso de erupción volcánica y establece los procedimientos de coordinación que deben seguir las organizaciones implicadas para afrontar este tipo de situaciones.

La respuesta a un evento de cenizas volcánicas que afecta al tráfico aéreo distingue tres fases de crisis y dos situaciones, dependiendo de la localización geográfica del volcán se encuentra en territorio nacional o fuera del mismo. También se ha previsto un comité de crisis de cenizas volcánicas de carácter técnico y los esquemas de protocolo de actuación que tienen que llevar a cabo cada organización.

En el simulacro han participado en toda Europa 70 aerolíneas, 14 proveedores de servicio de navegación aérea, 10 autoridades nacionales, el Volcanic Ash Advisory Centre ( VAAC) de Londres, además de la Comisión Europea y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).

El próximo mes de junio se celebrará una reunión en la sede de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) en París, donde se evaluará el funcionamiento en el ejercicio del nuevo Plan de Contingencia de cenizas volcánicas de las regiones EUR y NAT, así como los resultados sobre el tráfico aéreo que hubieran existido en una situación real y el grado de cumplimiento del objetivo final: la seguridad y la  minimización del impacto sobre el tráfico aéreo.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies