El CEL y SoftDoit presentan un decálogo para la automatización de procesos logísticos

por El Vigía

El Centro Español de Logística (CEL) y el comparador de software SoftDoit han presentado este jueves en el SIL  el ‘Decálogo para el éxito en la automatización de procesos logísticos’, un documento práctico con el que ambas entidades pretenden que “las empresas españolas, sin importar su tamaño o sector, conozcan las claves que tienen que tener en cuenta a la hora de automatizar estas funciones a través de un software SGA”.

“Hemos querido plantear unas directrices básicas para abordar la complejidad de implantar nuevos procesos automatizados teniendo en cuenta a todos los  actores que intervienen en el proyecto y la influencia para la gestión de la cadena de suministro en este entorno actual tan cambiante de digitalización que está experimentando la actividad logística. Todo
esto, desde una perspectiva global haciendo hincapié en la necesidad del uso de estándares”, sostiene el director de Innovación y Proyectos del CEL, Ramón García.

Por su parte, Lluís Soler Gomis, fundador y director general de SoftDoit, explica que “nuestro objetivo es impulsar y transmitir conocimiento sobre los procesos de automatización y sobre las herramientas informáticas que hay disponibles
para el sector”.

El decálogo, llevado a cabo en colaboración por ambas entidades, parte con la recomendación de reflexionar sobre cómo el contexto del mercado y los planes de adaptación pueden afectar a los procesos logísticos a corto, medio y  largo plazo.

El siguiente paso es determinar el alcance de los procesos logísticos a replantear, el horizonte temporal y el volumen esperado; así como constituir el equipo de trabajo en el que apoyarse para analizar la  viabilidad de la automatización de procesos logísticos identificados (propio, consultoría, ingeniería, mixto…).

Otro elemento clave es la búsqueda en el mercado de qué alternativas tecnológicas podrían aplicarse  para automatizar los procesos logísticos dentro del alcance definido, y elegir el formato de automatización que mejor se adapte a las  necesidades en cada caso: fija, programable o flexible.

El documento destaca también la labor de selección del equipo de trabajo y los proveedores para el desarrollo e implantación de los procesos logísticos automatizados, y la capacidad de involucrar en el proyecto de implantación tanto agentes internos como externos (clientes y proveedores) y adaptarse al uso de estándares siempre que sea posible.

Por último, el decálogo insta gestionar el cambio y la formación de los trabajadores propios y externos afectados por la automatización; y concluye con la recomendación de medir los resultados.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies