El Brexit no tendrá efectos inmediatos sobre el transporte por carretera

por El Vigía

Tras la aplastante victoria por mayoría absoluta del partido conservador británico en las elecciones generales, la salida de Reino Unido de la Unión Europea se producirá con toda seguridad el próximo 31 de enero. La aprobación de la ley de salida de la UE que el primer ministro, Boris Johnson, no pudo aprobar en la anterior legislatura, y la ratificación del acuerdo de separación por el Parlamento europeo, tendrán lugar en las próximas semanas.

De este modo, según la federación de transportistas Fenadismer, se elimina la posibilidad de un Brexit duro, manteniéndose el actual régimen de acceso libre entre ambos territorios y abriéndose un periodo de once meses para definir las futuras relaciones. El 31 de diciembre de 2020, el Reino Unido deberá abandonar el mercado común y la unión aduanera.

En consecuencia, durante al menos todo 2020 se mantendrán las actuales condiciones para la libre circulación de mercancías y pasajeros, “por lo que los transportistas españoles podrán continuar realizando servicios de transporte internacional con el país británico sin ningún tipo de limitación administrativa ni restricción aduanera”.

Una de las cuestiones de mayor relevancia para las futuras relaciones es la prestación de servicios de transporte internacional por carretera, que en un porcentaje mayoritario se lleva a cabo por el Canal de la Mancha a través de Francia. En concreto, esta actividad supone cinco millones de vehículos pesados cada año, lo que representa el 80% de los flujos de transporte entre la UE y Reino Unido.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies