La revolución del blockchain abre la puerta a la logística 4.0

por Xavier Gual

En el horizonte del largo y frondoso camino de la digitalización, un nuevo concepto tecnológico despunta para convertirse en el vademécum de la logística 4.0 y más allá. No es otro que el blockchain (traducido usualmente como cadena de bloques), que promete a los operadores un escenario de optimización de recursos y procesos sin precedentes. Según el Foro Económico Mundial, el comercio internacional podría aumentar en casi un 15% si se redujeran las barreras que aún persisten en la cadena de suministro. Es aquí donde el blockchain viene a jugar un papel capital. Actualmente, un contenedor en tránsito de 30 días desde Shanghai a Rotterdam pasa 18 de ellos inactivo, encallado en multitud de trámites administrativos y despachos aduaneros. Mientras el comercio global crece en complejidad, la burocracia supone ya la quinta parte del coste total del transporte.

El referente de esta solución digital más conocido hasta la fecha es el bitcoin, la moneda virtual, o criptomoneda, que no depende de banco nacional alguno y por la que se vehiculan millones de transacciones comerciales. Sin embargo, es en la logística donde presenta un mayor potencial, de ahí que grandes compañías transnacionales se hayan fijado en ella…

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies