El auge del e-commerce de refrigerados exige la irrupción de nuevos operadores especializados

por El Vigía

Los nuevos tiempos exigen nuevas soluciones y, en el caso del e-commerce de productos de alimentación, las perspectivas de crecimiento de este negocio demandan nuevas soluciones logísticas capaces de responder a las necesidades de un consumidor que exige, cada vez más, poder comprar dónde, cómo, cuándo quiere, y, ahora, además, productos frescos.

Si bien hasta ahora parecía que este tipo de productos se mantenían ajenos a la moda de comprar online, un informe publicado por la consultora Oliver Wyman calcula que la distribución online de alimentos frescos podría cuadruplicarse e incluso multiplicarse por seis en los próximos tres años. De esta forma, en 2020 podría representar entre el 4 y el 6% de la cuota en el sector de la alimentación, que actualmente alcanza el 1%.

Aunque los expertos consultados consideran que los operadores logísticos están preparados para afrontar los actuales volúmenes de actividad, a medio plazo surgen dudas sobre si estos serán capaces de estar a la altura. “El mercado tiene un potencial de crecimiento muy claro, porque hoy su penetración sigue siendo muy baja, pero hay que pensar que un porcentaje muy alto de consumidores online se plantearán comprarlo todo, incluidos los frescos, por dicho canal”, asegura el director del Máster en Supply Chain Management en EAE Business School, Miquel Serracanta, para quien la principal dificultad logística de los productos frescos son los requerimientos asociados al mantenimiento de dicha frescura a lo largo de la cadena de suministro. A su juicio, “aunque hay logísticas preparadas para muchos de los retos actuales, el problema a nivel global se generará cuando el volumen del mercado sea muy elevado, ya que puede haber una falta crítica de operadores eficientes y bien preparados, y es cuando aparecen competidores con menor preparación que ofrecen servicios que pueden no garantizar los mínimos de seguridad en dicha cadena alimentaria”.

La principal dificultad logística de los productos frescos es garantizar su mantenimiento a lo largo de la cadena de suministro / Transportes Caamaño

Precisamente, y aunque también aprecia esta tendencia de crecimiento, para el director de Innovación y Proyectos del Centro Español de Logística (CEL), Ramón García, las cifras que maneja Oliver Wyman pecan de optimistas, pues considera que todavía existen numerosas barreras logísticas que dificultan su despegue. “El fresco necesita soluciones que todavía están por llegar y requiere de grandes inversiones, tanto para la conservación del producto durante el reparto como soluciones para adaptar la flexibilidad de entrega requerida por los clientes. Estas barreras deben estar resueltas para que pueda crecer al mismo ritmo que el resto de productos con entrega física”. En esta línea, desde el CEL consideran necesario buscar alternativas a la entrega que no estén condicionadas por el horario, soluciones para recibir la mercancía sin presencia física y que mantengan las condiciones del producto, como podrían ser las propuestas con los buzones refrigerados. A todos estos obstáculos se suman, además, las restricciones al tráfico que se están imponiendo en las grandes ciudades y que impiden el acceso de los camiones refrigerados a determinadas calles, lo cual no garantiza tampoco el mantenimiento de la cadena de frío.

Un cambio inevitable
Los supermercados tradicionales han tenido que espabilarse con la llegada de competidores online como Ulabox, Deliberry, Lola Market, y ahora también Amazon, que lanzó su primer supermercado en línea en Alemania en 2015 y tiene previsto extender su servicio Amazon Fresh en los próximos años. A pesar de ello, este negocio se encuentra todavía en una fase muy incipiente. En el caso de DIA, cuyo reparto se realiza desde la propia tienda, la venta online apenas representa un 1% del negocio. No obstante, la compañía ha realizado un importante esfuerzo inversor para mejorar la distribución de perecederos, adaptando las furgonetas de reparto a los productos de frío positivo, que se transportan en cajas especiales. El canal online también tiene una implantación simbólica y no representativa para Consum, pues en Valencia funciona desde hace un año y en Barcelona, tres meses, por lo que no disponen de datos suficientes para poder realizar un estudio fiable. Asimismo, desde Lidl España también se están concienciando de que este cambio es inevitable. “Tenemos equipos trabajando con el objetivo de poder ofrecer este servicio en nuestro país”, comentan fuentes de la compañía.

Respecto al modelo tradicional de venta online, Ramón García asegura que no deja de ser la modernización de una compra telefónica. Así, explica que las grandes superficies como Caprabo, Alcampo o El Corte Inglés, en aquellos lugares que no han apostado por una plataforma logística exclusiva, dirigen los pedidos a su tienda más cercana y lo enrutan junto con el resto de envíos domiciliarios originados en la propia tienda, un modelo que logísticamente subvenciona los costes y facilita la rentabilidad. “Tener tienda física es una ventaja competitiva respecto al comercio puro online”, señala. Respecto a los nuevos actores online, sin tienda física, el experto asegura que el volumen sigue siendo el hándicap para alcanzar la rentabilidad. Por su parte, Serracanta añade que el aumento de las compras online de productos frescos no sólo beneficiará a los consumidores online sino también a la propia logística de las tiendas online si éstas son capaces de combinar los flujos de frescos con otros productos para lograr eficiencias en sus cadenas de suministro.

La logística del frío inicia un proceso de renovación ante el avance del e-commerce

Las expectativas de crecimiento de las ventas de productos frescos por internet marcan ya la agenda de las compañías especializadas en logística del frío, que deberán adaptarse poco a poco a esta nueva realidad y hacer frente al irreversible avance del mundo digital. Para ello, los expertos consideran que será necesario llevar a cabo nuevas inversiones en tecnología, así como renovar y ampliar las actuales instalaciones logísticas.

Lo explica el gerente de la Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución de España (Aldefe), Marcos Badenes, que comenta que, de hecho, “ya hay compañías asociadas que han emprendido un proceso de renovación y ampliación de metros cúbicos en sus instalaciones, no en la misma proporción que el incremento de la actividad, pero sí con la intención de consolidar actividades”.

Este incremento del negocio lo constatan también desde la Asociación Española de Empresarios de Transporte Bajo Temperatura Dirigida (Atfrie), donde su secretario general de Atfrie, Juan Manuel Sierra, indica que “se trata de un nuevo reto al que hacer frente, ayudado por los fabricantes de vehículos y de equipos del frío, con soluciones para que los productos no pierdan propiedades en ese transporte capilar que se demanda”.

El sector observa un gran margen de crecimiento con el e-commerce / Logifrio

Si bien Badenes se muestra convencido de que actualmente, y desde el punto de vista tecnológico y de gestión, la logística está preparada para el reto que supone el comercio online de este tipo de productos, asegura que muy distinto es que el coste de este servicio sea asumible por el cliente. “De ello dependerá el futuro. Hay que pagar por lo que se pide”, señala el directivo. En su opinión, la sostenibilidad del negocio dependerá, por tanto, de los márgenes comerciales que se devengan de un servicio tan específico como la compra online y el servicio a domicilio. “La logística a domicilio que implica, generalmente, la compra online es por definición laboriosa y supone un desembolso importante para las compañías que la realizan. Si además, hay que mantener la trazabilidad alimentaria y la cadena de frío inalterable, lógicamente el producto a comercializar debe tener el suficiente valor añadido para absorber esos costes y permitir vivir al vendedor. A su juicio, si esta lógica se contempla, el negocio será sostenible. De lo contrario, “será algo que florecerá hasta que resulte insostenible”, concluye BadeneS.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies