El auge de la paquetería dispara la incautación de mercancía falsificada en las aduanas

por El Vigía

El número de interceptaciones de mercancías falsificadas importadas en la UE aumentó en 2018 “como consecuencia del importante volumen de envíos de paquetes pequeños por correo o a través de servicios de paquetería urgente”. Son los datos presentados este jueves por la Comisión Europea, que señala que las cifras correspondientes a los envíos incautados “aumentaron drásticamente”, pasando de 57.433 en 2017 a 69.354 en 2018, casi un 21% más.

Pese a este incremento, desde Bruselas señalan que el número total de artículos interceptados disminuyó en comparación con años anteriores. En total, en 2018 se interceptaron casi 27 millones de artículos que vulneraban los derechos de propiedad intelectua y cuyo valor estimado de reventa se eleva a 740 millones de euros.

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, ha señalado que “el aumento de los pequeños paquetes que entran en la UE como consecuencia de las ventas on line complica” la labor de los funcionarios de aduanas. “También resultan prioritarios la protección de la integridad de nuestro mercado único y de la unión aduanera, y el control efectivo del respeto de los derechos de propiedad intelectual en la cadena de suministro internacional”, ha señalado.

Las principales categorías de artículos decomisados fueron los cigarrillos, que representaron el 15% del total, seguidos de los juguetes (14%), el material de embalaje (9%), las etiquetas colgantes y adhesivas y las pegatinas (9%) y la ropa (8%). Los productos de uso personal cotidiano en el hogar, como por ejemplo los artículos de cuidado corporal, así como los medicamentos, los juguetes y los electrodomésticos supusieron casi el 37% del total de productos interceptados.

China ha seguido siendo el principal país de origen de las mercancías que vulneran los derechos de propiedad intelectual. Macedonia del Norte fue el principal lugar de procedencia de las bebidas alcohólicas falsificadas y Turquía de otras bebidas, perfumes y cosméticos. Las aduanas de la UE observaron que un elevado número de productos falsificados, como relojes, teléfonos móviles y accesorios procedía de Hong Kong, en China. La India fue el principal país de origen del equipamiento informático, Camboya de los cigarrillos y Bosnia y Herzegovina del material de embalaje.

Según datos de la Comisión Europea, las mercancías falsificadas ocasionan a las empresas de la UE pérdidas de ventas directas equivalentes a 56.000 millones de euros anuales, lo que se traduce en la pérdida de casi 468.000 puestos de trabajo. Si a ello se añaden las repercusiones indirectas sobre otros sectores, las pérdidas totales en concepto de ventas ascienden a 92.000 millones de euros.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies