El auge de la distribución urbana agrava los costes sociales y económicos del tráfico

por El Vigía

El crecimiento de la distribución urbana de mercancías previsto hasta 2025 incrementará en un 30% los costes sociales y económicos derivados del tráfico en las ciudades. Es una de las conclusiones del último informe sobre distribución urbana presentado en el I Congreso Aecoc de Smart Cities, que analiza los modelos de movilidad urbana que hoy imperan en las ciudades españolas y su impacto económico, ambiental y social. Y es que, según el estudio, el actual modelo de movilidad urbana en las ciudades españolas tiene un impacto muy relevante en la pérdida de competitividad, con un coste económico derivado del tiempo perdido en atascos, del impacto medioambiental y de la siniestralidad cifrado entre los 15.100 y los 23.800 millones de euros al año, lo que representa el 2% del PIB nacional.

Dentro de la movilidad urbana, el peso de la distribución de mercancías ha ido incrementándose, y así lo seguirá haciendo en los próximos años. En 2019, su peso sobre el total de la circulación en el centro de Madrid fue del 38%, y se calcula que en 2025 este porcentaje ascenderá hasta el 47%. Este crecimiento se explica, en buena parte, por el aumento constante del e-commerce. Así, si en el periodo 2013-2018 el comercio electrónico creció un 10% y se espera que en los próximos años lo haga hasta un 20%, sobre todo tras la crisis sanitaria del covid-19 y el cambio de hábitos que ha generado en los consumidores.

Teniendo en cuenta todos estos datos, el documento propone alternativas con capacidad de generar sistemas más sostenibles a nivel económico, ambiental y social, tales como la logística nocturna. En la actualidad, solo el 25% de las provincias españolas cuentan con legislación para permitir la distribución nocturna, “cuya aplicación supone una mejora en la eficiencia de los procesos de entrega, una disminución de emisiones y una reducción de los kilómetros recorridos por operación, por la drástica reducción de tráfico en esas horas”, según señala el informe de Aecoc.

Además del incremento de la logística nocturna, el documento plantea un modelo implantable en todas las ciudades españolas y basado en seis ejes: flexibilización del acceso a la ciudad y la descarga; digitalización y regulación de las zonas de carga y descargas; despliegue de redes de taquillas; uso del big data; establecimiento de carriles multiuso; y creación de plataformas de consolidación para la última milla y de modos de transporte alternativo.

“Hoy el transporte de mercancías ya supone un porcentaje elevado sobre el total de la movilidad urbana, por lo que debe gestionarse bajo el prisma de la sostenibilidad, pero esto no se traduce necesariamente en un aumento del tráfico total, porque en muchas ocasiones acaba sustituyendo viajes particulares”, concluye el responsable del área de Smart Cities de Aecoc, Marc Nicolàs.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies