El Aeropuerto de Barcelona reducirá hasta un 81% su tráfico este verano

por El Vigía

El Aeropuerto de Barcelona podría reducir entre un 73 y un 81% el tráfico de pasajeros este verano como consecuencia de la pandemia del covid-19, según un informe de la Cambra de Barcelona a partir de las previsiones de IATA y OACI para Europa. Esto impactará de forma directa en el transporte de carga aérea, teniendo en cuenta que más del 70% de la mercancía que se mueve en Barcelona se transporta en la bodega de aviones de pasajeros y, sobre todo, en vuelos intercontinentales. Con todo, el documento señala que la actividad comenzará a recuperarse de cara a la temporada de invierno, por lo que en diciembre se podría registrar una reducción del 25-30% respecto a 2019.

Según el escenario más optimista, se prevé una reducción del tráfico de pasajeros del 48% al cierre de 2020, y del 74% si se contempla la previsión más moderada. Siguiendo ambos escenarios, el volumen de tráfico previsto para este año podría oscilar entre 12,6 y 24,2 millones de pasajeros punto a punto, es decir, con origen y destino en Barcelona, sin tener en cuenta los pasajeros en tránsito.

El informe contempla que los vuelos domésticos puedan activarse de forma importante entre junio y principios de julio. “En concreto, está previsto que a partir de junio los viajeros europeos vuelvan a volar aprovechando las recomendaciones de la UE y ya tengan una cierta normalidad para el último trimestre del año. Por el contrario, los vuelos intercontinentales no se espera que haya una reanudación significativa hasta la temporada de verano de 2021”, concluye el documento.

Por otra parte, existen distintas perspectivas de recuperación del tráfico aéreo, vinculadas a la evolución de la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas. Así, según los distintos escenarios trazados por los agentes globales sectoriales, el nivel de tráfico aéreo internacional de 2019 puede tardar en recuperarse entre 2,5 años (los más optimistas) y cinco años en el peor de los casos. De cara a 2020, OACI estima una disminución de entre el 44 y el 80% de los pasajeros internacionales a nivel mundial.

Además, el ritmo de recuperación de la actividad irá en paralelo a la evolución de la enfermedad y será asimétrico entre regiones o países dependiendo de diferentes variables: en primer lugar, la liberalización de la movilidad de pasajeros internacionales, que evolucionará de forma desigual según el territorio; la confianza del consumidor para viajar; la confianza empresarial; y la capacidad de reestructuración de las compañías aéreas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies