NoticiasAéreo

El aeropuerto de Barcelona-El Prat rebasará este año las 150.000 toneladas de carga

El Vigía

18 octubre, 2017

El enclave se consolida en el top 20 europeo de carga

En los tres últimos años la carga aérea del aeropuerto de Barcelona-El Prat ha tenido una evolución muy positiva, que le ha llevado a crecer desde las 100.000 toneladas de carga que tenía en 2014 hasta las 150.000 toneladas que previsiblemente acumulará en 2017. El crecimiento de la carga durante 2016, de más de un 13%, y 2017, superior al 16%, suponen resultados récord para el aeropuerto barcelonés. Este crecimiento hace que El Prat se consolide dentro del top 20 europeo de carga, cuando hace sólo cinco años ocupaba la 27 posición del ranking. Se trata de un crecimiento de gran impacto para la economía del país.

El crecimiento de Barcelona se enmarca dentro de una recuperación económica mundial que ha incrementado la demanda para el transporte aéreo de mercancías. El primer semestre de 2017 ha sido el mejor medio año en la industria aérea mundial en mucho tiempo, con crecimientos de enero a junio por encima del 8%. Europa lidera el crecimiento mundial de la carga aérea durante 2016 (más del 7%) y la primera mitad de 2017 (más del 13%). Las perspectivas actuales para el transporte aéreo son positivas, especialmente para el transporte intercontinental.

Barcelona tiene una serie de particularidades que han hecho que el crecimiento de su carga aérea supere la media europea de manera significativa, con incrementos del 13% en 2016 y del 13,5% en el primer semestre de 2017.
El aumento de la carga aérea de Barcelona se debe sobre todo al marcado incremento de rutas y frecuencias aéreas intercontinentales desde el aeropuerto de Barcelona, ​​con 14 nuevas rutas aéreas intercontinentales en 2017. También ha sido claro el hecho de tener una economía diversa, con cuatro potentes sectores generadores de carga (farmacia y química, moda, automoción y alimentación), disponer de un sector logístico competitivo en Catalunya y el apoyo del Barcelona Air Freight Community, la comunidad de promoción de la carga alrededor del aeropuerto de Barcelona. Todos estos elementos han sido clave para incrementar la carga aérea del aeropuerto hasta las 150.000 toneladas en 2017.

Barcelona-El Prat 01 copia

El aumento de la carga ha sido impulsado principalmente por las compañías aéreas de Oriente Medio. Emirates, Qatar Airways y Turkish Airlines dominan el tráfico directo entre Asia y el Aeropuerto, aprovechando su alto número de frecuencias y la falta de enlaces directos entre Barcelona y varios de sus principales mercados asiáticos. En cuanto a las rutas estadounidenses, American Airlines está creciendo rápidamente en Barcelona, con cinco rutas diarias, y Latam ha visto una evolución muy positiva desde que comenzó a operar en la capital catalana en 2015. El mapa de rutas de Barcelona se ha ido ampliando y en 2017 ya incluye 38 destinos de largo recorrido. La mayoría de los destinos también están incrementando frecuencias lentamente. Este crecimiento ha contribuido claramente al aumento de la carga aérea en el aeropuerto.

La carga aérea española tiene un valor total de 32.000 millones de euros. Catalunya supone casi 7.000 millones de euros de este total. La carga aérea española creció un 11,2% durante 2016 y crecerá alrededor de un 15% en 2017, en ambos casos por encima de la media europea pero por debajo de Catalunya. La carga aérea española se encuentra dominada en volumen por el sector de la moda que representa un 34% del total. Otros sectores relevantes son la farmacia y química, las manufacturas industriales (sobre todo vinculadas a la automoción), y los perecederos alimenticios.

En la carga aérea de farmacia, el peso de Catalunya se dispara y sitúa Barcelona como el líder indiscutible de la carga de producto farmacéutico y químico, y con 2.070 millones de euros supone un 36% del total español de carga aérea de farmacia y química (5.800 millones de euros). América del Norte (Estados Unidos, México y Canadá) es la principal región internacional asociada a la carga aérea española, seguida por el mercado chino.

Los tráficos aéreos de Catalunya están orientados hacia Asia, mientras que los de España en su conjunto interaccionan con Norteamérica. Las oportunidades más claras para los nuevos vuelos con capacidad de carga desde Barcelona son en México, Japón y la India, que se beneficiarían de una base de carga relevante en el Aeropuerto, además de una demanda clara de pasaje.