NoticiasMarítimo

El 93% de los buques cumplen con la directiva Sulfur de reducción de emisiones de azufre

El Vigía

17 abril, 2018

La contaminación en puertos y costa se ha reducido sustancialmente

Los óxidos de azufre que contaminan el aire han disminuido sustancialmente en los últimos años, comportando beneficios para la salud de las personas en las regiones costeras y en los puertos, según concluye el primer informe de la comisión sobre el cumplimiento de la directiva Sulfur muestra un “alto cumplimiento” por parte de los buques, en particular con los límites más estrictos en los mares del Norte y Báltico. A finales de marzo de 2018, se habían registrado alrededor de 30.000 resultados de inspección de azufre, con un cumplimiento general de más del 93% de los buques inspeccionados, gracias al sistema de aplicación electrónica, Thetis-EU, que permite el monitoreo casi en tiempo real del registro de cumplimiento de buques en todos los países miembros.

Así, se ha reducido a más de la mitad las concentraciones de dióxido de azufre (SO2) en torno a las áreas de control de emisiones de óxidos de azufre desde 2015, mientras que el impacto económico en el sector siguió siendo mínimo.

Según el comisario europeo de Medio Ambiente, Pesca y Asuntos Marítimos, Karmenu Vella, “el compromiso compartido de los Estados Miembros, la industria y la comunidad marítima en general está dando sus frutos, las personas que viven cerca de áreas marinas protegidas pueden respirar un aire más limpio y saludable, y hemos preservado la igualdad de condiciones para la industria”.

Los gases de escape de los buques son una fuente importante de contaminación, sobre todo por las emisiones de óxido de azufre resultantes de la quema de fueloil. En 2012, la UE adoptó la llamada directiva Sulfur para reducir el contenido máximo de azufre de los combustibles marinos del 3,5% al 0,5% en enero de 2020. En algunos ecosistemas muy frágiles, como el Mar Báltico y el Mar del Norte, este porcentaje se redujo del 1% al 0,10%, ya en 2015.

El informe enumera las razones del éxito de la directiva Azufre, destacando los mecanismos de apoyo y la asistencia técnica proporcionada a través del Foro Europeo de Transporte Sostenible (ESSF) y la Agencia Europea de Seguridad Marítima. También subraya el apoyo financiero de la UE a las tecnologías de buques limpios, a través del programa Horizonte 2020, el Mecanismo Conectar Europa y el programa de garantía de envío ecológico.

Los buques usan tradicionalmente fuelóleos para la propulsión, que pueden tener un contenido de azufre de hasta el 3,5%. A modo de comparación, los combustibles usados en camiones o turismos no debe superar el 0,001%. Las emisiones de azufre causan lluvia ácida y generan polvo fino, y pueden provocar enfermedades respiratorias y cardiovasculares y reducir la esperanza de vida. La revisión de 2012 de la directiva Sulfur tiene como objetivo reducir estas emisiones estableciendo niveles máximos  para los combustibles marinos. También incorporó nuevas normas establecidas por la OMI en la legislación europea, especialmente el 0,10% de azufre en los requisitos de combustible aplicables en las SOx-ECA. En 2016, la OMI tomó la decisión histórica de mantener 2020 como fecha de entrada en vigencia del límite mundial de azufre al 0,50%, como en Europa.