NoticiasCarretera

El 60% del transporte nacional e internacional secunda el paro contra los peajes de Gipuzkoa

El Vigía

2 enero, 2018

El CNTC lamenta que la patronal local se haya desmarcado de la protesta

Las carreteras de Gipuzkoa muestran un aspecto diferente desde este martes como consecuencia del paro convocado por el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) contra los peajes para vehículos pesados que la Diputación Foral comenzará a cobrar en las carreteras N-1 y A-15 a partir del 9 de enero. Los convocantes afirman que la jornada de protesta está siendo seguida por el 60% de las empresas de transporte de ámbito nacional e internacional, sin que hasta el momento se hayan producido incidentes de ningún tipo.

El coste de este nuevo peaje puede alcanzar los 12,3 euros en el tramo completo a su paso por Gipuzkoa, por donde a diario transitan más de 12.000 camiones, 8.000 de ellos con destino a Europa. Las organizaciones del Comité Nacional de Transporte por Carretera, convocantes del paro, consideran que se trata de una Euroviñeta encubierta, contraria al compromiso del ministerio de Fomento de no implementarla en España.

El sector del transporte no ha podido llegar a un acuerdo con la Diputación Foral por ninguna de las vías de negociación posibles. El CNTC se congratula de que el sector haya decidido detener su actividad de forma mayoritaria y absolutamente voluntaria, “concienciado con la injusticia que supone la imposición arbitraria de más impuestos sobre un sector de actividad que es de los que soporta mayores cargas fiscales y sociales, con una aportación anual a las arcas del Estado de más de 12.000 millones de euros vía impuestos, y que además juega un papel absolutamente imprescindible para la economía española”.

Finalmente, las asociaciones del CNTC que sí han secundado el paro, lamentan que este no haya tenido un seguimiento todavía mayor a consecuencia de que a última hora, y de manera absolutamente incomprensible, se hayan descolgado del mismo las asociaciones de transporte guipuzcoanas, “especialmente si tenemos en cuenta que fue una de ellas, perteneciente además a este Comité, quien denunció en primer lugar y con gran beligerancia la puesta en marcha de estos peajes”. La patronal local Guitrans se desmarcó de los paros al entender que éstos hacían recaer exclusivamente sobre el transporte guipuzcoano el coste de las movilizaciones.