NoticiasInfraestructuras

De la Serna reclama la inclusión del ramal cantábrico de carreteras en el Corredor Atlántico

El Vigía

15 noviembre, 2017

España defenderá su incorporación en la revisión del mecanismo Conectar Europa que comenzará en 2018

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha reunido este miércoles en Estrasburgo con el coordinador europeo del Corredor Atlántico, Carlo Secchi, para anunciar que España defenderá la inclusión del ramal cantábrico de carreteras dentro del Corredor Atlántico para que tenga mayor prioridad en la recepción de fondos CEF.

Desde Fomento recuerdan que el ramal cantábrico viario –integrado en la autovía A-8- ya forma parte de la Red Básica RTE-T aunque no del Corredor Atlántico. Su posible inclusión se llevará a cabo en el marco de un proceso de diálogo que comenzará el próximo año de cara a la revisión del mecanismo Conectar Europa (CEF), que abarcará el periodo 2021-2027. El ministerio explica que la incorporación al Corredor supondría tener mayor prioridad a la hora de recibir financiación europea en ámbitos como las actuaciones en ITS (Intelligent Transport Systems) e infraestructuras para el suministro de combustibles limpios.

En cuanto la posible revisión del Corredor Atlántico, en lo referente al modo ferroviario, el coordinador europeo ha reiterado al ministro que la incorporación de nuevos corredores a la red básica podría llevarse a cabo en la negociación de la revisión del Reglamento RTE-T prevista para 2023, que culminará en 2027.

De la Serna ha aprovechado el encuentro para trasladar al coordinador europeo que España “está haciendo un gran esfuerzo inversor y para solucionar los problemas técnico-administrativos que existían a fin de activar todos los proyectos”. En concreto, el ministro ha destacado “el impulso sin precedentes que se está dando a la nueva conexión ferroviaria con Extremadura para poder finalizar las obras en 2019 y tener totalmente electrificada la línea en 2020”.

Además, ha señalado que las obras del tramo Venta de Baños-Burgos finalizarán el próximo año, mientras que el fin de los trabajos entre Burgos y Vitoria está previsto para 2023, en la misma fecha en que concluirán los trabajos de la Y Vasca, una vez que se han solucionado todos los problemas técnicos y contractuales.

Fomento concreta que las obras entre Astigarraga e Irún acabarán en 2019, mientras que avanza también en la conexión Bobadilla-Algeciras y en la electrificación del tramo Salamanca-Fuentes de Oñoro.

“En definitiva -señala el comunicado de Fomento-, el ministro ha traslado al coordinador europeo que el desarrollo del Corredor en España no tiene ningún problema en estos momentos ni técnico, ni administrativo, ni financiero y en lo que va de año se han invertido ya en él 500 millones de euros más que en 2016. Sólo el último tramo licitado en el ramal vasco asciende a 192 millones de euros”.

Por otra parte, el ministro ha trasladado al representante europeo que España “está dando cumplimiento a los compromisos europeos adquiridos” y ha pedido que exista una continuidad de las actuaciones hasta el centro de Europa para hacer realidad el Corredor en toda su extensión.

Además, De la Serna ha informado a Secchi de los progresos en la implantación de una autopista ferroviaria entre España y Francia y se está a la espera de realizar una segunda manifestación de interés en la que los operadores de servicios puedan presentar sus planes de negocio.