NoticiasCarretera

De la Serna reclama a Europa una aplicación flexible de la normativa de trabajadores desplazados en la carretera

El Vigía

5 diciembre, 2017

El ministro solicita que la lucha contra el fraude no represente una carga burocrática para los transportistas

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha defendido este martes en el Consejo de Ministros de Transportes de la Unión Europea, una aplicación “flexible” de la normativa de los trabajadores desplazados en el transporte internacional por carretera, dada la “alta movilidad inherente” a esta actividad.

En concreto, De la Serna ha reclamado introducir un período de excepción mensual para las operaciones de transporte internacional y cabotaje. “Si no es posible encontrar un consenso en el número de días, el ministro ha propuesto buscar nuevos parámetros para alcanzar un equilibro entre las distintas posiciones”, explica el comunicado emitido por Fomento.

El ministro se ha referido también al cabotaje y al planteamiento inicial de la Comisión de pasar de los siete días actuales durante los cuales se pueden hacer tres operaciones de cabotaje, a permitir un número ilimitado de operaciones de cabotaje durante cinco días. En este sentido, De la Serna ha trasladado que “España es partidaria de que no se especifique un número mínimo de controles y admitiría la propuesta, pero sin restricciones adicionales como el establecimiento de un periodo mínimo entre operaciones o un máximo mensual”.

En cuanto a la lucha contra el fraude, el titular de Fomento ha defendido la necesidad de impulsar estas políticas aunque sin imponer a los transportistas una carga burocrática que dañe su competitividad y el funcionamiento del mercado único. En este sentido, De la Serna ha apoyado la propuesta de la Comisión que permite una mayor flexibilización de los tiempos de conducción y descanso.

Durante su intervención en Bruselas, De la Serna ha defendido la necesidad de garantizar el funcionamiento del mercado único de la Unión Europea y la competitividad, a la vez que se preservan los derechos de los trabajadores y se mejoran las condiciones de trabajo de los transportistas. “El transporte internacional es un vehículo indispensable para el funcionamiento del mercado único de la Unión y para la competitividad de nuestras economías”, ha señalado el ministro.

Íñigo de la Serna ha avanzado además que España y Portugal están preparando, con el apoyo del coordinador del Corredor Atlántico, “una decisión de ejecución para el tramo transfronterizo y que supondrá un compromiso aún mayor en el desarrollo de la conexión de ambos territorios”, un trabajo que esperan sea respaldado financieramente por la Comisión.