NoticiasCarretera

De la Serna comunica a la UE que España no aplicará la Euroviñeta

El Vigía

8 junio, 2017

Fomento dice que no deben introducirse nuevas cargas administrativas

“No es intención del Gobierno español aplicar la Euroviñeta en nuestro país. Este tema no preocupa en estos momentos a España”. Así comunicó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a la Unión Europea que esta tasa para vehículos pesados no se cobrará dentro de nuestras fronteras. De la Serna hizo estas declaraciones la semana pasada en Luxemburgo, en donde asistió al Consejo de Ministros de Transporte de la UE para debatir el nuevo paquete de Movilidad y defender los intereses de los transportistas españoles. Además, el titular de Fomento insistió en que no deben introducirse nuevos impuestos y cargas administrativas que no estén suficientemente justificadas como exigir una autorización a cualquier tipo de vehículo con independencia de su tamaño que se dedique al transporte profesional de mercancías por carretera. De hecho, el Gobierno español apuesta por pedir menores requisitos que a los vehículos pesados, de más de 3,5 toneladas, y establecer un límite mínimo para su aplicación.

de la serna

Más flexibilidad

Este nuevo paquete de Movilidad, presentado por el Ejecutivo Comunitario hace dos semanas y que se está debatiendo actualmente, es una de las iniciativas más importantes que afectan al transporte por carretera, ya que, entre otras asuntos, prevé una mayor remuneración si un transportista trabaja al menos tres días al mes en un Estado miembro con una paga más alta. Esta medida, diseñada en principio para mejorar las condiciones sociales y laborales de los trabajadores, es muy perjudicial para España, según el ministerio de Fomento.

“Para un país periférico como es el caso de España o Portugal, el desplazarse al centro de Europa conlleva unos costes muy superiores a los que pueden tener otros países como Francia o Alemania”, señaló De la Serna. Por ello, reclamó más flexibilidad en la aplicación de la norma para que se alcance un equilibro “entre la necesidad de la protección de las condiciones sociales de los trabajadores y la lucha contra el fraude, sin menoscabar el principio básico del mercado único ni la competitividad de nuestras empresas”, dijo. Con esta finalidad, pidió que se amplíe el plazo de tres a siete días y que durante el mismo se puedan llevar a cabo también, sin límite, las operaciones de cabotaje en el interior del país. “La reducción a tres días, indudablemente, hace reducir la capacidad competitiva de los países periféricos y en concreto de España”, denunció.

Descanso semanal en casa

Por otro lado, el Gobierno defendió también una mayor flexibilización de los tiempos de conducción y descanso con el objetivo de permitir que los conductores puedan realizar el mayor tiempo posible de descanso semanal en sus hogares, “a la vez que se incrementa la productividad de los vehículos y, por tanto, de las empresas”, explicó.

De la Serna insistió en que el ministerio de Fomento seguirá defendiendo a los transportistas españoles en base a unas “reglas del juego suficientes y válidas para poder competir con los distintos Estados miembros”.