NoticiasCarretera

DB Schenker prueba un camión autónomo en uno de sus almacenes

El Vigía

8 noviembre, 2018

El T-pod no tiene cabina, lo que amplía su capacidad de carga

DB Schenker y Einride han lanzado para su uso comercial un camión totalmente eléctrico y autónomo, denominado T-pod, en una plataforma de DB Schenker en Jönköping (Suecia). El T-pod viajará continuamente hacia y desde un almacén, “allanando el camino para una transición sostenible del transporte por carretera“, afirman sus creadores. Según Jochen Thewes, director general, “la conducción autónoma será cada vez más importante, por eso, junto con Einride, queremos traer el primer camión autónomo, completamente eléctrico a las carreteras en un futuro cercano y así establecer nuevos estándares para la logística del futuro”.

“El transporte pesado por carretera es responsable de una parte sustancial de las emisiones globales de CO2. Al sustituir el diésel por la electricidad, reducimos las emisiones de CO2 en un 90%”, afirma Robert Falck, CEO y fundador de Einride.

El T-pod de Einride no tiene cabina de conducción, pero está supervisado y puede ser teleoperado por un operador humano desde cientos de kilómetros de distancia. No tener una cabina de conductor permite un vehículo más pequeño, mayor capacidad de carga, mayor flexibilidad, menores costos de producción, menores costes de operación y consumo de energía optimizado, lo que permite que el T-pod funcione solo con baterías.

Una flota de T-pods puede ser coordinada por un sistema de enrutamiento inteligente, optimizando el tiempo de entrega, la vida útil de la batería y el consumo de energía, “haciendo que el transporte de carga por carretera sea lo más eficiente posible”. Einride y DB Schenker iniciaron su asociación en abril. El acuerdo incluye el proyecto piloto de Jönköping y una opción para pruebas adicionales a nivel internacional.