Damià Calvet: “El compromiso del Govern contra el cambio climático es firme y decidido”

por El Vigía

Tras más de tres años de compleja tramitación, el Parlament de Catalunya ha dado luz verde a la nueva Llei de Ports. La norma, impulsada por el entonces consejero Josep Rull, actualiza un texto redactado hace más de veinte años y tiene como principal objetivo poner al día la administración portuaria catalana y dotarla de los medios necesarios para afrontar los retos presentes, en especial, el del cambio climático. El actual consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet (Vilanova i la Geltrú, 1968), es uno de sus más firmes defensores.

Con la nueva Llei de Ports ya vigente, ¿qué impacto tendrá sobre el modelo portuario catalán?
La Llei de Ports i Transports en Aigües Marítimes i Continentals moderniza el marco normativo que regula la actividad náutica en nuestro país. Renueva la actual ley, que es del año 1998, con el objetivo de dotar a este importante sector de una visión de sistema global portuario en el que los servicios y las actividades son esenciales, y las infraestructuras son el apoyo material. Esta visión se articula a través de una racionalización de la estructura de la administración portuaria, una actualización de los instrumentos de planificación y de gestión de los puertos catalanes, y la integración en esta nueva gobernanza de los más estrictos compromisos de sostenibilidad ambiental y mitigación del cambio climático, como no podía ser de otro modo. La Llei de Ports también reformula el régimen económico para hacerlo uniforme y autosostenible, incorpora la simplificación administrativa en todo aquello que es posible, y actualiza los regímenes de policía y seguridad portuaria de acuerdo con las directivas europeas. En definitiva, potencia bajo estrictos criterios de sostenibilidad ambiental el gran activo que representa el sistema portuario de Catalunya y lo pone al servicio del país para generar riqueza y empleo.

“La nueva Llei de Ports incorpora la limitación en el contenido de azufre de los combustibles de uso marítimo en los puertos de la Generalitat y prescribe la obligación de electrificar los puertos antes del año 2025”

¿Qué papel desarrollan los puertos catalanes bajo la tutela de la Generalitat sobre la economía local y el equilibrio territorial?
Nuestros puertos son centros de desarrollo económico, industrial, logístico, turístico y social que generan sinergias sociales y económicas con el territorio y con el tejido empresarial de los municipios donde se ubican. Los recursos generados por el sistema portuario tienen carácter finalista y se destinan a su mejora y desarrollo, y esto repercute necesariamente en su entorno. Según el último estudio de impacto económico realizado por la Universitat de Barcelona, la actividad de los 45 puertos competencia de la Generalitat genera una facturación de 1.164,1 millones de euros, es decir, 3,2 millones al día, y contribuye al mantenimiento de 10.200 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos en el conjunto de la economía catalana.

Respecto a los puertos catalanes, la Generalitat está haciendo un esfuerzo importante de modernización de las instalaciones y de adecuación al contexto de emergencia climática. ¿Qué iniciativas se están llevando a cabo?
Estamos en un contexto de emergencia climática y precisamente por eso estamos diseñando una estrategia portuaria que incorpora todos los conceptos de la lucha contra el cambio climático y de mitigación y adaptación para reducir los combustibles fósiles, reducir las emisiones y mejorar el autoconsumo. En este sentido, el compromiso del Govern en la lucha contra el cambio climático es firme y decidido. Ejemplos de este compromiso se encuentran en medidas concretas que llevaremos a cabo, como por ejemplo que los diques de cobijo se instrumentalizarán para captar datos climatológicos y meteorológicos que se utilizarán para buscar las mejores soluciones para reforzar las infraestructuras portuarias. La eficiencia energética en los puertos se potencia con alumbrado LED, torretas de suministro de servicios con sistemas de prepago para ahorrar recursos y, bien pronto, con placas fotovoltaicas que se situarán en los edificios pesqueros para potenciar el autoconsumo energético.
La movilidad es también un aspecto capital y por eso potenciamos una movilidad sostenible con itinerarios para peatones, carriles bici, maquinaria y vehículos eléctricos, y la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en 13 puertos catalanes para facilitar el acceso a la energía eléctrica a la ciudadanía, de norte a sur del país.

“Estamos diseñando una estrategia portuaria que incorpora todos los conceptos de la lucha contra el cambio climático y de mitigación y adaptación para reducir los combustibles fósiles, reducir las emisiones y mejorar el autoconsumo”

Sobre esta cuestión, la Generalitat es partidaria de la conversión del Mediterráneo en un área de bajas emisiones (la llamada zona ECA). Desde el Estado también lo son, siempre que se sumen los demás países ribereños…
Nosotros declaramos en mayo la emergencia climática y ambiental asumiendo, entre otros compromisos, la priorización en las políticas públicas de las opciones con menor impacto climático y mayor contribución a la adaptación, y adhiriéndonos a los compromisos internacionales de reducción de emisiones de gases con efectos invernadero. En cuanto a la creación de una zona ECA mediterránea, el Parlament de Catalunya aprobó en julio, dentro de la moción sobre el plan de acción de los departamentos ante la emergencia climática, instar al Govern a impulsar la creación de un área de control de emisiones.
En cuanto al ámbito de los puertos, el nuevo Pla de Ports de Catalunya, horizonte 2030, que se está acabando de tramitar, prevé la electrificación de los puertos de igual manera que la nueva Llei de Ports incorpora la limitación en el contenido de azufre de los combustibles de uso marítimo en los puertos de la Generalitat y prescribe la obligación de electrificar los puertos antes de que acabe 2024. Por lo tanto, el posicionamiento activo de Catalunya en este tema se concreta en acciones y medidas reales y urgentes.

“Estas semanas estamos llevando a cabo reuniones con los sectores económicos, sociales, políticos y académicos del país para trazar una hoja de ruta a corto y medio plazo que permita afrontar las políticas de mitigación y de adaptación al cambio climático”

El Govern ha aprobado un decreto de medidas urgentes para la emergencia climática. ¿En qué consiste?
Efectivamente, aprobamos en noviembre el decreto ley de medidas urgentes para la emergencia climática y el impulso a las energías renovables que, entre otros medidas, modifica la Llei del Canvi Climàtic para recuperar algunos artículos anulados por el Tribunal Constitucional. En concreto, se fija la neutralidad de emisiones de CO2 para 2050, la electrificación de los puertos de la Generalitat, la limitación al fracking o la penetración de la movilidad eléctrica en el sector del transporte. Y continuamos trabajando en nuestro compromiso de lucha contra el cambio climático. Por eso el próximo 17 de enero celebraremos la primera cumbre catalana de acción climática con el objetivo de acelerar acciones concretas para combatir los efectos que ya son una realidad. Estas semanas estamos llevando a cabo la ronda de reuniones con los sectores económicos, sociales, políticos y académicos del país para trazar, entre todos, una hoja de ruta a corto y medio plazo que permita afrontar las políticas de mitigación y de adaptación al cambio climático, con compromisos no solo del Govern sino de todos los agentes implicados.

Respecto a los puertos de Barcelona y Tarragona, bajo competencia estatal, ¿la Generalitat se plantea algún plan de coordinación para impulsar sinergias y captar nuevos tráficos, como están haciendo otras comunidades?
Los puertos de Barcelona y de Tarragona son infraestructuras esenciales en el transporte y, por tanto, en la economía catalana. En este sentido, la colaboración con las autoridades portuarias es permanente en los aspectos estratégicos y comerciales. Un ejemplo bien evidente de esta cooperación son las misiones comerciales que se efectúan conjuntamente en diferentes ámbitos internacionales para promover las empresas catalanas y atraer flujos comerciales hacia Catalunya, como la que hemos hecho recientemente a Japón o la de Vietnam del año pasado. En este sentido, el Pla de Ports de Catalunya, Horizonte 2030, también incorpora la visión del Gobierno sobre estos puertos de interés general, atendida la visión de red y de complementariedad que necesita el conjunto de este sector para la economía del país.

“Los actuales interlocutores del ministerio de Fomento, a diferencia de los gobiernos del Partido Popular, que no querían saber nada, han sido inicialmente receptivos. Ahora esperamos que se abra una nueva etapa que permita su concreción e implantación”

Las concesiones de autopistas de peaje llegan a su fin y todavía falta por concretar el nuevo modelo de financiación. La Generalitat ha hecho una propuesta a medio camino entre la tarifa plana por uso y la euroviñeta, que ya aplican algunos países europeos. ¿Nos la puede precisar? 
Este es un tema prioritario para el Govern y que tenemos estudiado desde hace mucho tiempo. Su implantación no solo es del todo imprescindible sino que, además, permitiría concretar por primera vez en Catalunya y en el conjunto del Estado un modelo homologable con el resto de países europeos, donde ya se ha implantado siguiendo los principios y directivas comunitarias. Con la viñeta superamos el actual no modelo que, fruto de la acción de los diferentes gobiernos del Estado, ha generado desequilibrios territoriales y agravios históricos, siendo Catalunya desgraciadamente un claro ejemplo. La viñeta garantiza no solo la gestión de las vías de alta capacidad, sino que es claramente viable y sostenible social, económica y ambientalmente, y nos ofrece unos recursos públicos no presupuestarios que garantizarían el mantenimiento y conservación de la red de altas prestaciones, así como un plan de mejoras viarias, inversiones en transporte público y ambientalización de flotas.

¿Cree que el Estado la acabará aceptando?
Los actuales interlocutores del ministerio de Fomento, a diferencia de los gobiernos del Partido Popular que no querían saber nada, han sido inicialmente receptivos. Ahora esperamos que se abra una nueva etapa que permita su concreción e implantación, aún más por la oportunidad que nos brinda la finalización de las concesiones de las autopistas.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies