Covid-19 y cadena de suministro: conclusiones y lecciones aprendidas

por Rui Marques
Rui Marques

Director general de Supply Chain-Iberia en XPO Logistics

La pandemia del covid-19 ha servido para que nos demos cuenta de que hay determinados sectores de la economía que son esenciales en nuestro día a día. El sector logístico ha garantizado el abastecimiento de superficies clave como supermercados durante todo el confinamiento, incluso en los momentos más difíciles, y ha participado directamente en la distribución de material sanitario y de todos aquellos productos que han necesitado los españoles.

Según datos de la patronal UNO, la actividad del e-commerce ha aumentado un 50% durante el confinamiento, y algunos sectores como el de la distribución alimentaria, la electrónica o juguetes se han beneficiado con espectaculares incrementos de ventas. En XPO hemos notado este aumento, ya que el 31% de nuestra cartera actual de clientes corresponde a los sectores del e-commerce y el sector retail. Sin ir más lejos, algunas de nuestras operaciones se han multiplicado por tres durante este periodo. Sin embargo, no debemos olvidar aquellos negocios que han sufrido una caída abrupta de ventas al verse obligados a cerrar sus tiendas físicas y para los que la recuperación se atisba lenta y difícil.

Las cadenas de suministro no hemos permanecido ajenas a la evolución de la economía. Como en todas las crisis, siempre hay lecciones de las que aprender. Unas conclusiones que derivarán en cambios necesarios para adaptar nuestros servicios a la nueva normalidad. En XPO Logistics creemos que los siguientes tres aspectos van a ser determinantes de ahora en adelante.

“Las cadenas de suministro hemos tenido que adaptarnos al contexto como mejor sabemos: con flexibilidad, agilidad y una rápida toma de decisiones para evitar roturas de stock”
CADENAS DE SUMINISTRO MÁS FLEXIBLES

En momentos de crisis, lo primero que debemos hacer es aprender a interpretar a tiempo los cambios que se producen. Así, seremos capaces de adaptar nuestras actividades a las nuevas necesidades que surjan, como por ejemplo, la gran demanda registrada en los supermercados españoles durante los primeros días de la crisis.

Y las cadenas de suministro tuvimos que adaptarnos como mejor sabemos: con flexibilidad, agilidad y una rápida toma de decisiones para evitar roturas de stock. En nuestro país, XPO trabaja para una de las principales cadenas de alimentación a nivel mundial. Como muestra de esta demanda, nuestros volúmenes promedios diarios se doblaron, tanto en alimentación seca como refrigerada, en la primera semana de confinamiento.

Y la rápida reacción dio sus frutos. Datos del Barómetro OSA, impulsado por Aecoc y Nielsen, aseguran que el ‘fuera de stock’ solo alcanzó el 7% en España durante el mes de marzo, frente al 12% en Italia y Bélgica, el 18% en Francia o el 20% en Australia.

EL COMERCIO MINORISTA NECESITA ABRIRSE AL E-COMMERCE

La crisis del covid-19 ha generado tendencias muy interesantes, como por ejemplo el aumento del e-commerce en personas mayores de 60 años que estaban poco acostumbradas a hacer compras online y que han perdido el miedo al darse cuenta de sus múltiples ventajas. La pandemia también ha servido de revulsivo para las empresas, grandes y pequeñas, que han visto que el e-commerce no es el futuro, sino una realidad consolidada que está aquí para quedarse. Las compañías lo deberán tener muy en cuenta si quieren garantizar la continuidad de sus negocios.

La otra cara de la moneda es la de aquellos pequeños comercios que se han adaptado rápidamente al e-commerce para dar salida a aquellos productos que no habrían podido vender, un claro ejemplo de que si se quiere se puede. Las empresas que solo se apoyen en su tienda física tendrán que dirigirse irremediablemente hacia el e-commerce como parte de su estrategia de negocio a corto plazo. Y los operadores como XPO tenemos que estar preparados para ayudar a las empresas que quieran sobrevivir y triunfar en el mundo de la venta online. Por este motivo, hemos contratado a más de 1.000 profesionales que han contribuido a gestionar los volúmenes del covid-19 y ayudarán a gestionar la demanda de las próximas semanas y meses.

“La pandemia ha servido para que nos demos cuenta de la necesidad de que todas las cadenas de suministro estemos mejor conectadas, en tiempo real, dar importancia a la comunicación para compenetrarnos en todas las operaciones y ser lo máximo de eficientes posible”
UNA CADENAS DE SUMINISTRO MEJOR CONECTADA

El reto de futuro para las cadenas de suministro es incorporar las lecciones aprendidas cuanto antes mejor. Las recomendaciones de distanciamiento social probablemente se mantengan en vigor durante bastante tiempo y quizás tengan algún impacto en el diseño de los centros logísticos y en los procedimientos. Y, evidentemente, la automatización será más importante que nunca en todas nuestras operaciones.

En general, la pandemia ha servido para que nos demos cuenta de la necesidad de que todas las cadenas de suministro estemos mejor conectadas, en tiempo real, dar importancia a la comunicación para compenetrarnos en todas las operaciones y ser lo máximo de eficientes posible. La comunicación, la colaboración y la rápida toma de decisiones ha sido imprescindible para satisfacer las demandas de nuestros clientes durante el periodo de confinamiento. Ahora, más que nunca, la flexibilidad, transparencia y credibilidad entre proveedores de la cadena de suministro es fundamental.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies