Comsa supera los 1.100 millones de euros de ingresos gracias al negocio exterior

por El Vigía

Comsa Corporación ha cerrado 2018 con unas ventas globales de 1.101 millones de euros, lo que representa un incremento del 1,5% respecto al ejercicio anterior. En línea con el plan estratégico, el grupo catalán continúa concentrando su actividad en torno a su core business, los negocios de infraestructuras, ingeniería industrial y mantenimiento y servicios, que suman 1.021 millones de euros, el 93% de la facturación total. La internacionalización es uno de los ejes estratégicos. Así, ha aumentado el valor de su cartera de contratos hasta los 1.717 millones de euros, un 63% de fuera de España. El grupo también ha reforzado su plantilla hasta 8.399 empleados a fecha 31 de diciembre, un 8% más que en 2017. De estos, el 54% realizan sus cometidos en el exterior.

Consecuencia de la mayor especialización del sector, el área de mantenimiento y servicios ha impulsado dos nuevas sociedades: por un lado, Comsa Solutions, que ofrece servicios auxiliares para edificios; por otro, Comsa Security, que promueve la instalación y mantenimiento de dispositivos de seguridad conectados a centrales de videovigilancia.

JORGE MIARNAU, presidente
«Mantenemos un crecimiento continuado, en línea con la senda marcada en el plan 2017-2020, y derivado de la exportación de nuestra especialización centenaria, la búsqueda de la excelencia en la relación con nuestros clientes incorporando nuevas metodologías y tecnologías de alto valor añadido, así como tejiendo alianzas con socios estratégicos para afrontar los retos pendientes en el campo de la movilidad»

En este sentido, Comsa prosigue su expansión hacia mercados estratégicos de Latinoamérica y del norte y este de Europa. Así, ha ampliado su presencia en Suecia, donde se ha adjudicado el diseño y construcción de dos túneles de 250 metros para la circunvalación de Estocolmo; y en Colombia, con la excavación de los túneles de Amagá de la autopista Pacífico 1, el suministro y mantenimiento de las redes de control de tráfico en el Corredor Bogotá–Villavicencio y la puesta en marcha de sistemas inteligentes de transporte en el túnel de la Línea. En paralelo, mantiene en ejecución el tranvía de Odense (Dinamarca), la segunda fase de la L4 del metro de Sao Paulo (Brasil) y ha renovado y extendido los contratos de instalaciones y telecomunicaciones en las sedes del CERN, el mayor acelerador de partículas del mundo.

En cifras, la división de Infraestructuras facturó 752 millones, seguida de Ingeniería Industrial (183 millones), y mantenimiento y servicios (86 millones). También en línea con el plan estratégico, en 2018 ha llevado a cabo operaciones de desinversión, como la venta de su participación en Comsa Rail Transport, y de la división de Residuos Industriales.

En el ámbito de las concesiones, la empresa ha forjado una alianza con el fondo francés Mirova para gestionar a través del vehículo Mircom parte de sus activos y acudir a proyectos de infraestructuras.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies