Barcelona exige a puerto y aeropuerto un plan contra el cambio climático

por El Vigía

El Ayuntamiento de Barcelona ha pedido al puerto y al aeropuerto medidas concretas para combatir el cambio climático. En concreto, reclama a Aena que suprima los vuelos cortos que tengan alternativa en tren, en especial el puente aéreo entre El Prat y Barajas. Entre las propuestas presentadas este martes para hacer frente a la emergencia climática, el consistorio también exige grabar los combustibles más contaminantes, avanzar en la electrificación o impulsar la generación de renovables.

El transporte es responsable del 40% de los gases con efecto invernadero en Barcelona. El actual modelo de movilidad tiene todavía una “fuerte dependencia” de los combustibles fósiles, especialmente relacionada con el uso del vehículo privado motorizado, pero también con el transporte marítimo y aéreo. En este sentido, las actividades vinculadas al puerto y el aeropuerto son dos fuentes de emisión de gases de efecto invernadero en la capital catalana y por eso los responsables del ejecutivo de Ada Colau, formado por Barcelona en Comú y el PSC, apuesta por un “uso más racional de estas dos grandes infraestructuras”.

JANET SANZ, tenienta de alcalde de Ecologia i Mobilitat
“El puerto de Barcelona “debe tener un plan de reducción de emisiones para impulsar la electrificación de los muelles y reducir el número de cruceros en tránsito, como ha hecho el puerto de Los Ángeles”

El ayuntamiento se compromete a que concejales y personal municipal no vuelen a menos de 1.000 kilómetros cuando dispongan de alternativas ferroviarias inferiores a siete horas. Los vuelos peninsulares que podrían evitarse así suponen el 12,8% del total, y su eliminación supondría una reducción de emisiones de 523.000 toneladas anuales.

PENALIZAR A LOS BUQUES MÁS CONTAMINANTES

La actividad vinculada al puerto y al aeropuerto genera 12,9 toneladas anuales de CO2, que equivalen a cuatro veces las emisiones emitidas por la ciudad. La actividad portuaria produce 5,3 millones de toneladas.

Respecto al puerto, el gobierno de Colau pide que penalice los buques más contaminantes y promueva los más limpios; que electrifique los muelles, la maquinaria y el parque móvil; que impulse las energías renovables
para lograr 42MWp de energía verde en 2030 aprovechando el potencial de generación solar; que apueste por el modelo de puerto base en cruceros; y que acelere los accesos ferroviarios del puerto para desarrollar el Corredor Mediterráneo e impulsar el transporte ferroviario de mercancías.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies