Circular por una carretera en mal estado aumenta un 6% las emisiones de CO2

por El Vigía

Las emisiones de CO2 aumentan un 6% al circular por una carretera en mal estado. Es una de las principales conclusiones del estudio Análisis de la relación entre el estado de conservación del pavimento, el consumo de combustible y las emisiones de los vehículos, realizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC), que detalla que en la actualidad, el 53% de la red viaria española (53.500 kilómetros) presenta deterioros importantes en el pavimento, que, de no corregirse, convertirán en papel mojado los objetivos climáticos del Gobierno. En este sentido, la asociación calcula que repavimentar la mitad de la red de carreteras españolas en los próximos diez años –lo que supondría una inversión de 330 millones anuales– permitiría ahorrar 1,6 millones de toneladas de CO2 al año, lo mismo que emite todo el tráfico de la ciudad de Madrid durante ocho meses.

Además, los ensayos, llevados a cabo en un tramo de 46 kilómetros de longitud, confirman que, en el caso del vehículo ligero, las emisiones de CO2 disminuyen una media del 3,5% al circular por un asfalto bien conservado, llegando al 4% de reducción para el vehículo pesado. En cambio, si el pavimento presenta un deterioro estructural importante (grietas en las rodadas, baches, deformaciones, agrietamiento grueso, desintegraciones graves…), los vehículos ligeros llegan a emitir hasta un 9% más de CO2  y un 6% los pesados. Si el deterioro es superficial (agrietamiento fino, desintegraciones ligeras, descarnaduras, exudaciones…), las emisiones se incrementan un 5% y un 4% para cada tipo de vehículo.

Una carretera mal conservada es, además, una carretera en la que se dispara el consumo de combustible, según apuntan desde AEC. De hecho, el estudio de la asociación cifra en cerca de 600 millones los litros que cada año se consumen de más como consecuencia del deterioro del asfalto. Además, circular por una carretera en mal estado también compromete la seguridad, desgasta los neumáticos (del entorno del 3% más los ligeros, y el 2% los pesados) y puede provocar otros daños en el vehículo.

Por todo ello, desde AEC realizan un llamamiento a la necesidad y la urgencia de actuar en la mejora de la red viaria. De lo contrario, los objetivos climáticos a los que se ha comprometido el Gobierno, que pasan por reducir las emisiones del transporte un 32% hasta 2030, “serán papel mojado”, declaran.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies